Cacharro (PP) defiende su aspiración de volver a presidir la Diputación de Lugo, aunque pueda ser por última vez

Actualizado 18/06/2006 22:15:24 CET

Asegura que la diputación hace sus contrataciones "dentro de la legislación" y critica el "asalto al estilo de corrupción en Miami"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Diputación de Lugo, Francisco Cacharro (PP), defendió hoy que quiere repetir como candidato de su partido a presidir el organismo provincial, aunque admitió que, si al final es el escogido por su partido, "posiblemente" optaría al cargo por última vez.

En una entrevista en la TVG, recogida por Europa Press, Cacharro declaró hoy que entiende como "legítimo" que el presidente del PP de Lugo, Xosé Luis Barreiro aspire a ser el candidato del partido a presidir la Diputación de Lugo, aunque dijo que "espera que no le niegue a él la misma legitimidad".

Señaló que "afortunadamente" dentro del PP "hay mucha gente" que puede ser candidato y reúne condiciones para ejercer la presidencia ---de la Diputación de Lugo-- con eficacia". Según dijo, el partido tiene mecanismos y órganos para tomar la decisión.

Cacharro reconoció que si no es elegido como candidato puede, dentro de la política, "dedicarse a muchas cosas o puede dejarla". En cualquier caso, indicó que se ha planteado repetir como aspirante a este cargo y que, por tanto, no piensa en otras opciones. No obstante, si finalmente es el candidato del PP a presidir el organismo provincial, admitió que "posiblemente sea la última vez".

OPERACIÓN MURALLA

Por otra parte, Cacharro aseguró hoy que el organismo provincial realiza sus contrataciones "dentro de la legislación". Añadió, en relación a la Operación Muralla, que toda la información sobre las realizadas en cuanto a proyectos técnicos y dirección de obras habían sido enviadas al fiscal jefe Jesús Izaguirre, por lo que dijo que "un asalto casi con estilo de corrupción en Miami a una institución carece de sentido".

Admitió que, en relación con la Operación Muralla, "en cierta medida" se ha sentido "acosado políticamente". Declaró que en contratos pequeños, como los investigados que se refieren a cuantías de menos de 1.000 euros, "todas las administraciones" siguen el mismo procedimiento previsto en la Ley de Contratos de Administraciones Públicas.

En relación con los contratos de asistencias técnicas y de dirección y de redacción de proyectos, insistió en que la Diputación de Lugo "todo lo hizo dentro de los límites de la ley".

Cuestionó la actitud del fiscal jefe de Lugo e indicó que "ya veremos" hasta donde podremos llevar las quejas, ya que recordó que "no es la primera vez que tiene que denunciarlo". Aseguró que "lo peor" es que toda la información respecto a los contratos "nos la había pedido y la tenía certificada y sabia el volumen" de los mismos.

Por ello, opinó que "ir a hacer un asalto casi al estilo de corrupción en Miami a una institución carece de sentido". Además, se quejó del trato "distinto" que se le ha dado a la Diputación de Lugo en relación con otro tipo de procesos judiciales.

Insistió en la idea de que en esta actuación para "algunos" lo que menos importa es la posible sentencia del caso, ya que tienen hecho el trabajo con "el juicio mediático". Según dijo, para cuando se conozca el resultado de la actuación judicial "el mal ya se hizo".

El presidente de la Diputación de Lugo dijo que "se siente totalmente arropado por el PP" y criticó a la oposición, de la que dijo que "algún partido cultiva los instintos más negativos en la sociedad". En concreto, opinó que cuando se habla de una trama en este asunto, "se podría hablar de alguna otra en la que el señor Martínez --el portavoz provincial del PSOE-- no debe andar muy lejos". Señaló que "el ventilador de la difamación es un mecanismo que siempre utilizan estupendamente" los socialistas.