El cadáver de Palate vuela hasta Ecuador en un Boeing del Ejército acompañado de Trinidad Jiménez

Actualizado 05/01/2007 1:01:03 CET

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los restos mortales de Carlos Palate, el ecuatoriano que se convirtió el sábado en la primera víctima mortal de ETA en los últimos tres años, volaron a media tarde de ayer rumbo a su tierra natal. El Ministerio de Defensa fletó un Boeing 707 de la Fuerza Aérea Española para el traslado de su féretro hasta Ecuador, viaje en el que la familia del fallecido estuvo acompañada por un equipo de psicólogos y la secretaria de Estado de Cooperación para Iberoamérica, Trinidad Jiménez. Por su parte, la novia del otro desaparecido rectificó y señaló a los bomberos que Diego Estacio se encontraba en la primera planta del aparcamiento.

A las 18.00 horas de ayer salió el Boeing 707 de la Base Aérea de Torrejón de Ardoz rumbo a Quito, la capital ecuatoriana, en un vuelo estimado de 12 horas. Hoy, ya por carretera, el cuerpo de Carlos Palate será trasladado hasta su localidad natal, San Luis de Pacaihua, a unos 250 kilómetros de la capital, en plenos Andes ecuatorianos. En representación del Gobierno acudió Trinidad Jiménez, que acompañó a la familia en todo el trayecto, junto a un equipo de psicólogos.

Antes de su traslado a Ecuador, se ofició un responso en el Instituto Anatómico Forense, al que acudió la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, que ayer, igual que el Gobierno central, declaró el Día de Luto Oficial por la muerte de Palate. Tras manifestar a la familia del fallecido su "cercanía y pesar", Aguirre señaló que "ETA suele utilizar las treguas para rearmarse, que es lo que ha hecho en los últimos 40 años. Sólo con toda la ley y la unidad de todos vamos a lograr su derrota definitiva".

El cuerpo de Palate fue trasladado al Instituto Anatómico Forense después de ser rescatado a las 2:30 de la madrugada. Los primeros datos de la autopsia, que revelaron que el ecuatoriano murió por parada cardiorespiratoria por compresión, eran necesarios para efectuar la repatriación del cadáver. Según explicaron fuentes de Emergencias, los trabajos para liberar el cuerpo se prolongaron casi ocho horas porque "bloqueando el coche por donde tenían que acceder los bomberos, se encontraba un bloque de hormigón de medio metro de grosor, que tuvieron de grosor".

FUNERAL EN LA ALMUDENA

Por otro lado, el párroco del Arzobispado de Madrid que ofició el responso en honor a Palate, Isaías Barroso, anunció que se celebrará un funeral en la Catedral de la Almudena después de que el cuerpo llegue a Ecuador. Según explicó, los familiares de la víctima se mostraron "hundidos pero también agradecidos porque no se han sentido solos en ningún momento".