Cameron rechaza a Juncker porque el nuevo presidente de la Comisión debe apostar por el "cambio" y la "reforma"

Actualizado 05/06/2014 18:38:57 CET

BRUSELAS, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro británico, David Cameron, ha vuelto a rechazar implícitamente la candidatura del luxemburgués Jean-Claude Juncker como presidente de la Comisión Europea alegando que el sucesor de José Manuel Durao Barroso debe ser alguien que entienda la necesidad de reformas y cambio.

"Sobre esta cuestión de quién dirige la Comisión Europea y las instituciones europeas, lo que importa es que sea gente que comprenda la necesidad de cambio, que comprenda la necesidad de reforma, que comprenda que si las cosas siguen como hasta ahora esta UE no va a funcionar para sus ciudadanos", ha dicho Cameron al término de la cumbre del G-7 sin mencionar en ningún momento el nombre de Juncker.

La reunión de los líderes de las potencias occidentales ha servido como escenario de intensas negociaciones sobre el futuro presidente de la Comisión, que se han saldado sin resultados. Cameron ha mantenido un encuentro bilateral con la canciller alemana, Angela Merkel, que ha mostrado su comprensión con la postura británica, y también con el primer ministro italiano, Matteo Renzi.

Renzi ha dicho que "ninguno de los candidatos ha obtenido una mayoría" y ha defendido que "este no es el momento de diktats o de vetos" ni de la Eurocámara ni de ningún Estado miembro. Italia no tiene ningún candidato propio y considera que lo más importante son las políticas, que deben girar hacia el crecimiento y el empleo, ha defendido.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, ha abordado la cuestión del sucesor de Barroso en reuniones bilaterales con Merkel, Cameron, Renzi y el presidente francés, François Hollande. Van Rompuy negociará a partir de la semana que viene con los líderes de los partidos políticos de la Eurocámara y con el resto de jefes de Estado y de Gobierno.

El Parlamento Europeo reclama que sea el candidato del PPE, Juncker, el primero en buscar una mayoría ya que su partido fue el ganador de las elecciones del 25 de mayo. Un gran número de líderes, entre ellos el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, lo apoya. Pero Cameron rechaza a Juncker por considerarlo un hombre "del pasado" y busca una minoría de bloque para vetarle. Suecia, Holanda y Hungría también han expresado dudas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies