Camps considera un "error dramático" dejar que una parte de la sociedad "no pueda influir" en el ritmo del país

Actualizado 22/10/2007 20:35:54 CET

VALENCIA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps, consideró hoy un "error dramático" así como un hecho "trágico" dejar que una parte de la sociedad "no pueda influir decisivamente en el ritmo del país", ya que, a su juicio, la Comunitat Valenciana, España y el mundo "necesitan al 100 por cien de las personas trabajando".

Camps realizó estas declaraciones durante la inauguración del I Congreso de la Asociación de Empresarias y Profesionales (AEP) que se celebra hoy y mañana en Valencia bajo el título 'Mujeres en el Mundo Liderando el Milenio', en el que estuvo acompañado por la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, y la presidenta de AEP, María José Mainar.

Al acto también asistieron, entre otros, el vicepresidente tercero de la Generalitat y conseller de Bienestar Social, Juan Cotino; la consellera de Industria, Comercio e Innovación, Belén Juste; y el secretario autonómico de Bienestar Social, David Calatayud.

El jefe del Consell aseguró que la incorporación de la mujer al mundo laboral es un "hecho evidente" y "realmente constatable" en los últimos años. En esta línea, precisó que en los cuatro últimos ejercicios se han incorporado al trabajo en la Comunitat un total de 200.000 mujeres, por lo que "ya son casi 900.000 las que trabajan" en esta autonomía, y señaló que es porcentualmente mayoritaria la presencia de mujeres.

Respecto al hecho de haber elegido Valencia para celebrar el congreso de AEP, remarcó que esta ciudad es "femenina" por su nombre, además de porque su escudo "recuerda a antiguas joyas que llevaban las mujeres". Indicó que, por este motivo, Valencia "está liderada por un mujer", en referencia a Rita Barberá.

Camps comentó que "ser empresario o profesional y estar en una asociación supone un doble compromiso", y resaltó que cualquier compromiso manifestado de forma colectiva representa "una buena manera de explicar a la sociedad qué es lo que se quiere hacer". En este sentido, afirmó que él, como presidente de la Generalitat, tiene "la oportunidad de escuchar y sumar experiencias".

Por otro lado, destacó que el siglo XIX "estuvo marcado por los recursos naturales" y que el siglo XX fue la época "de la técnica y de la tecnología". Manifestó que en la actualidad estos dos instrumentos "están al alcance de todo el mundo", por lo que, en su opinión, el siglo XX es "el de las personas".

Francisco Camps tildó de "importante" el hecho de que los ciudadanos "estén lo más preparados posible", así como que cuenten con "toda la capacidad al servicio del progreso", subrayó.

Asimismo, dio la "enhorabuena" a las integrantes de AEP porque, a su entender, van "por buen camino", y señaló que el congreso que esta entidad, en colaboración con la Federación Española de Empresarias y Profesionales Directivas (FEEP), organiza "ayuda a las empresas y a los puestos de trabajos" pero también "a la sociedad en su conjunto".

"EL SIGLO DE LA MUJER".

Por su parte, Rita Barberá hizo referencia a las "dramáticas situaciones de marginación y desigualdad" que viven algunas mujeres, así como a fenómenos como la violencia de género o la discriminación salarial. No obstante, aseguró estar "convencida" de que el siglo XXI será "el siglo de la mujer y el tiempo en que se impongan en las sociedades democráticas igualdad de oportunidades en todos los ámbitos".

Barberá indicó que la celebración del Congreso 'Mujeres en el Mundo Liderando el Milenio' supone para Valencia "una oportunidad de mostrarse al mundo como una ciudad preparada y dispuesta a acoger todos los retos de futuro", así como "para profundizar en todas aquellas cuestiones de palpitante interés".

Entre estos asuntos, destacó que uno que cuenta con "la máxima repercusión" es "el creciente papel de las mujeres en la asunción del liderazgo en la política, en la educación o en la cultura", pero también "en otros ámbitos tradicionalmente representados por hombres", entre los que citó la economía, las finanzas o los altos cargos en los medios de comunicación.

Asimismo, remarcó que las mujeres del siglo XXI que, en su opinión, son "la mejor demostración de la capacidad de liderazgo que sólo puede conducir a la plena igualdad", reclaman una sociedad "sin obstáculos".

A juicio de la primera edil, la sociedad actual "necesita de mujeres concienciadas y conscientes de sus valores" que estén "dispuestas a arriesgar y a orientar su esfuerzo a la tarea de crear riqueza, empleo y prosperidad".

Del mismo modo, consideró "asuntos que requieren del debate" los relativos a la conciliación de la vida laboral y familiar, el mayor protagonismo de la mujer, la responsabilidad empresarial en igualdad de condiciones y la eliminación de "cualquier techo de cristal". Al respecto, manifestó que la aportación de ideas referentes a estos temas "han de concretarse en soluciones y en realidades".

Por su parte, María José Mainar incidió en "los cambios profesionales de la mujer" que se han producido en los años, pero precisó que "aún queda mucho camino por recorrer en la igualdad de oportunidades".

Mainar calificó el congreso que se desarrolla hasta mañana en Valencia como "una oportunidad para poder compartir experiencias de mujeres de todo el mundo", al tiempo que destacó que este encuentro "se debe caracterizar por la pluralidad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies