Cañamero preferiría nuevas elecciones a un gobierno del PP

Diego Cañamero, diputado de Unidos Podemos
EUROPA PRESS
Actualizado 08/08/2016 14:46:39 CET

Cree que los partidos presentan iniciativas parlamentarias "de cara a la prensa" pero que lo prioritario es conformar un ejecutivo

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

El diputado de Unidos Podemos por Jaén, Diego Cañamero, ha afirmado este lunes que preferiría que se convocaran nuevas elecciones a que el PP lograra los apoyos para formar gobierno, ya que cree que los cuatro años de ejecutivo de Mariano Rajoy han sido "escandalosos".

En declaraciones a La Sexta, recogidas por Europa Press, Cañamero no ha lamentado los más de 250 días con Gobierno en funciones. Es más, ha resaltado que "menos mal" que ha sido así porque ha dicho preferir "no tener gobierno si éste es del PP".

A la pregunta de si querría que se celebrasen nuevos comicios antes que ver de nuevo al PP al frente del ejecutivo, el diputado andaluz ha respondido que "si el PSOE no quiere ni al PP ni elecciones, tiene que haber otras posibilidades numéricamente. Pero si hay elecciones no pasaría nada", ha indicado.

Sobre el hecho de que Unidos Podemos aún no haya presentado ninguna iniciativa en el Parlamento, Cañamero ha restado importancia a este asunto y ha insistido en que "lo que hace falta y lo que es prioritario es concretar que haya gobierno".

"Lo otro es para la prensa. Estamos preparando iniciativas, pero lo importante es si hay o no gobierno. Numéricamente hay otras posibilidades, pues que se exploren esas posibilidades", ha remarcado Cañamero.

"PP Y CIUDADANOS SON LA MISMA COSA"

A la pregunta de si estas posibilidades incluyen una alternativa con Ciudadanos, Cañamero lo ha descartado, ya que considera que el partido naranja y el PP "son la misma cosa". A su juicio, una alternativa liderada por el PSOE podría mirar "hacia la derecha o hacia la izquierda", donde están Ciudadanos y Unidos Podemos, respectivamente.

Sobre la declaración ante notario que registró ayer en el Congreso renunciando a su aforamiento, el diputado ha reconocido que es un acto simbólico que no tiene efectos prácticos porque un parlamentario no puede prescindir del fuero que conlleva ser miembro de las Cortes Generales.

Sin embargo, considera que puede ser un primer paso para acometer las reformas necesarias para acabar con el aforamiento de los diputados. "¿Por qué tenemos más privilegios con respecto al resto de ciudadanos? Empecemos por algo, empecemos a regenerar", ha señalado, para después comprometerse a dimitir si se demostrara que él o alguien de su familia disfruta de algún privilegio.