Afectados del accidente en la galería de Silos (Tenerife) dicen que la entrada carecía de señales de advertencia

 

Afectados del accidente en la galería de Silos (Tenerife) dicen que la entrada carecía de señales de advertencia

Actualizado 01/03/2007 15:35:47 CET

exigen saber qué falló en el protocolo de actuación, cuáles eran los medios de los que dispusieron, y si estos eran suficientes

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 1 Mar. (EP/IP) -

Sergio Lourenso, en representación de los excursionistas afectados el pasado 10 de febrero en el accidente en la galería Piedra de los Cochinos, en Los Silos, Tenerife, donde perdieron la vida seis personas, aseguraron hoy que la entrada del túnel donde produjo la tragedia carecía de señal de advertencia mientras que la entrada correcta, situada a unos 250 metros y al que se llega por un sendero dificultoso y resbaladizo, "presentaba una cancela, era de menor tamaño y acceso más difícil".

Según Lourenso, el primer túnel tenía una entrada mayor sin verja o cancela, "ni carteles de advertencia que indicaran que se trataba de un túnel peligroso y sin salida. Todo esto, unido a las indicaciones telefónicas de alguien ajeno al grupo que conocía la zona, nos hizo suponer que esta entrada era la correcta".

Sergio Lourenso, que no formaba parte de la expedición aunque perdió a algunos de sus mejores amigos en la excursión, compareció ante los medios para leer un comunicado acompañado de Valeria, una de las afectadas, y del portavoz de la Asociación Tinerfeña de Amigos de la Naturaleza (ATAN), Eustaquio Villalba.

Durante la lectura del texto, dejó claro que si bien hasta ahora "el dolor nos ha mantenido callados, en silencio", ahora creen que ha llegado el momento de dar "nuestra visión de los hechos" donde, destacó, han detectado "deficiencias" en el dispositivo de rescate.

No obstante, agradeció en nombre de todos los afectados, el trabajo realizado por el personal de la Guardia Civil, GIE, Cruz Roja, Policía Local y Bomberos, así como de los servicios médicos en la atención y recuperación de los heridos, y la ayuda prestada por los vecinos, voluntarios y personal del Ayuntamiento de Los Silos.

"Reconocemos los esfuerzos realizados por parte de muchos miembros del equipo de rescate, algunos de los cuales se arriesgaron para salvarnos, pero este relato de los hechos difiere en algunos detalles, algunos de ellos sustanciales, del ofrecido en determinadas versiones oficiales que aparecen en algunos medios de comunicación. Todo esto hace que nos surjan dudas sobre dos cuestiones concretas, la coordinación y los medios de todo el dispositivo del rescate que se llevó a cabo en la galería de la Piedra de los Cochinos".

Los excursionistas afirman que se le dio información concreta al 112 sobre la magnitud de la situación y que, sin embargo, los primeros efectivos en llegar lo hicieron sin información suficiente sobre el alcance de lo que ocurría y sin el equipo de respiración necesario.

En este sentido, no entienden cómo si en la primera llamada se informó de que la mayoría de las personas seguían atrapadas y en malas condiciones, se haya justificado en los medios que en un principio se consideró que la situación no eran tan grave "y que nosotros dijimos que no quedaba nadie dentro. Cabe reflexionar que en casos como éste, una falta de comunicación no sólo pone en peligro la vida de los afectados, sino de los propios servicios de rescate".

El objetivo de los afectados es entender qué pasó, y que las actuaciones futuras sean mejores, por lo que exigen saber qué falló en el protocolo de actuación, cuáles eran los medios de los que dispusieron, y si estos eran suficientes para hacer frente a este tipo de accidentes, "teniendo en cuenta que estamos en una isla con cerca de mil galerías como ésta y en las que han tenido lugar otras tragedias similares. Invitamos a los responsables a caber una autorreflexión y a comunicarse con nosotros para ayudarnos a entenderlo".

También se preguntan "si el operativo de rescate se estableció en el mejor lugar dentro de la galería para auxiliar lo más rápido posible a los atrapados o si el plan utilizado en el interior de la galería para socorrerlos fue el más eficaz. Esto ayudaría a intervenciones de rescate futuras en condiciones similares".

Por último, invitan a reflexionar sobre lo adecuado o no del traslado de los primeros evacuados al Ayuntamiento de Los Silos, en lugar de llevarlos al hospital, ya que, resaltan, algunos fueron al hospital por voluntad propia y la mayoría quedó ingresada.

Los afectados dicen que nadie debe pasar por esta lamentable y dolorosa experiencia y si bien valoran "enormemente" el cambio de actitud y el compromiso mostrado en los últimos días por parte de los organismos y administraciones con competencia en materia de seguridad y acceso a l galerías en Canarias, instan a un cambio de actitud y que se lleven a cabo acciones concretas para evitar accidentes como éste.

FUE EVITABLE Y NIEGAN IRRESPONSABILIDAD

"Este accidente era evitable, sólo hacía falta una simple señal a la entrada del túnel indicando el peligro que encerraba, que no había salida, y el riesgo de penetrar en ella. Esta señal no existía. De haber existido, el accidente no hubiera ocurrido. Esta vez, un simple cartel de peligro ha costado 6 vidas".

"No somos un grupo de irresponsables --adujeron-- que buscaron la tragedia por diversión. Nadie percibió la existencia de ningún riesgo. Todo concordaba con lo que nos esperábamos encontrar. Si obramos por ignorancia no se puede afirmar que nuestro acto fue temerario, es como si al intentar aplacar la sed bebiéramos de un vaso de agua envenenada que creyéramos limpia y pura. Temeridad es exponerse a algo a sabiendas del peligro".

Los afectados de Piedra de los Cochinos recuerdan que caso como el suyo han ocurrido con anterioridad en Canarias en al menos dos ocasiones en los últimos seis años, pero "la desidia de las administraciones hizo que nadie tomara nota. Por ello, exigimos que exista a partir de ahora un responsable declarado y conocido que controle y vigile la seguridad de las galerías. Exigimos que la magnitud de esta tragedia sirva para que se tomen medidas en un futuro y que no quede ninguna galería en esta isla sin las mínimas medidas de seguridad, evitando el acceso o colocando claras señales de advertencia del peligro".

PIDEN TRANSPARENCIA

Por último, piden "colaboración y transparencia" a las administraciones involucradas y a la comunidad de propietarios de la galería para que "nos ayude a esclarecer la verdad" y exigen celeridad porque se trata de un asunto suficientemente grave que "no puede alargarse en el tiempo".

En nombre de los seis fallecidos en la galería, Eduardo, Estefanía, Ginés, Juan Luis y Mauricio, los afectados de Piedra de los Cochinos esperan que aunque "haya obstáculos y el aire se haga irrespirable, seguiremos confiando en que mañana lograremos llegar al otro lado del túnel".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies