Canarias pone en marcha un dispositivo de vigilancia que controla el tráfico marítimo legal en 500 millas naúticas a la re

Actualizado 22/05/2007 18:43:00 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 22 May. (EP/IP) -

El presidente canario, Adán Martín, anunció hoy la puesta en marcha del Sistema de Identificación Automático de la Macaronesia (Macai, por sus siglas en inglés) que controla el tráfico marítimo legal en "al menos 30 millas náuticas y hasta 500 millas náuticas a la redonda bajo condiciones meteorológicas óptimas".

Se trata de un sistema coordinado con Azores y Madeira que permite conocer la posición de los barcos en las cercanías de las islas, su carga, el tipo de embarcación de la que se trata, la velocidad de desplazamiento y su destino, entre otros aspectos. También contribuirá a la verificación por parte de las autoridades canarias si las empresas marítimas que cubren las rutas interinsulares cumplen con las rutas y horarios establecidos.

Para recoger la información, es necesario que los barcos estén provistos de un dispositivo que, en la actualidad, están obligados a llevar las embarcaciones de nueva construcción y que será obligatorio para todos los barcos a partir de 2008.

El sistema está operativo "en pruebas" desde enero y su implantación comenzó en 2004. A un coste de más de 2.200 millones de euros, el 85 por ciento de los fondos fueron aportados la Unión Europea (UE), mientras que el resto provino de los gobiernos de las tres regiones. Canarias lideró las aportaciones al desembolsar casi 135.000 euros.

Los responsables de su funcionamiento seguirán la información que aporte desde la sala del Cecoes 112 en Santa Cruz de Tenerife. Los técnicos que lo operan aseguraron que el sistema "permitirá un incremento significativo en la seguridad y eficiencia del conjunto de las actividades marítimas y las relacionadas con las áreas costeras".

Las instalaciones que posibilitan su funcionamiento están constituidas por un "'transponder', una antena VHF, una antena GPS, una unidad de control local para la gestión y control de la estación base, un 'switch' TCP/IP, protección contra descargas atmosféricas u otros estragos ambientales y una unidad UPS con capacidad de alimentar la estación base durante tres horas después de una pérdida de alimentación".

Martín destacó que el sistema permitirá desviar "mucho antes" de que alcancen las aguas que rodean a las islas los barcos que transporten mercancías peligrosas y que puedan suponer un "riesgo" para el archipiélago en caso de accidente.

En las "próximas semanas", el Gobierno de Canarias suscribirá un acuerdo de colaboración con el Ministerio de Fomento, a través de Puertos del Estado, que "ha solicitado poder contar con la información que suministra el sistema". La información también estará a disposición de los capitanes marítimos y del Ministerio de Defensa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies