El Grupo Parlamentario Socialista critica la pretensión del Gobierno de Canarias de debatir en intervenciones de 15 minuto

Actualizado 19/09/2007 18:26:52 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 Sep. (EP/IP) -

La proposición del Grupo Parlamentario Socialista, remitida desde el Parlamento de Canarias a las Cortes, y tomada en consideración por el pleno del congreso el 6 de febrero de 2007, afecta a todo el Estatuto, incluido su preámbulo, lo rehace y reenumera enteramente en 165 artículos, por eso "es inaceptable la pretensión del Gobierno de Canarias de debatir en intervenciones de 15 minutos la fundamentación, exposición de motivos y corrección técnica de las enmiendas interpuestas por los grupos parlamentarios en el Congreso", explican.

El grupo socialista en las Cortes explica que "inspira sus enmiendas" en la misma posición que ha sostenido a todo lo largo de la legislatura en materia de impulso al Estado autonómico y reformas estatutarias: "asegurando su constitucionalidad y buscando activamente los mayores consensos posibles, todas las reformas deben estar orientadas a mejorar la calidad democrática y los servicios que realizan los derechos de los ciudadanos en el ámbito competencial de cada comunidad", aseguran.

Por lo anterior, el grupo socialista en las Cortes explica que han "puesto el acento en los mismos objetivos que han inspirado el trabajo del grupo socialista en el Parlamento canario: la reforma estatutaria debe incluir la reforma del sistema electoral porque el sistema vigente está en el Estatuto y su configuración fue introducida en y por las Cortes Generales. En segundo lugar, en materia competencial, el objetivo es adecuar las competencias a la constitución y a la voluntad y capacidad autonómica de prestar mejores servicios y reforzar los derechos de los ciudadanos".

Situados en la segunda fase de la reforma estatutaria en las Cortes Generales a las que hay que dejar trabajar, las enmiendas interpuestas por el Grupo Parlamentario Socialista se ciernen técnicamente sobre una diversidad de asuntos. "Es el derecho y el deber de cada grupo parlamentario formular enmiendas y el de las Cortes debatirlas con sosiego buscando consenso con otras enmiendas y con otros grupos, a lo largo de todo el procedimiento (ponencia, comisión constitucional, pleno congreso, senado y vuelta al congreso para aprobación definitiva)".

Sobre todos los asuntos concernidos, el Grupo Parlamentario Socialista asegura que "se debe y puede discutir con rigor y sin concesiones a la demagogia y a las simplezas de los eslóganes desvinculados de la jurisprudencia constitucional y del Derecho Constitucional del Estado de las autonomías".

En particular, tres asuntos revisten complejidad suficiente como para merecer "discusión seria", proponen los socialistas, quienes citan la delimitación del ámbito territorial de la Comunidad Autónoma de Canarias (art.3), de la posibilidad de modificación legislativa del REF (art. 132) y de la posibilidad de transferencia o delegación adicional de competencias del Estado ( art. 126) (art. de la proposición de la Ley Orgánica Modificativa del Estatuto de Autonomía de Canarias).

En cuanto al ámbito territorial, los socialistas mantienen que el principio constitucional inexorable es que en ningún caso "territorio" es igual a mar territorial ni a zona económica exclusiva, ni mucho menos a espacio aéreo.

La enmienda del Grupo Parlamentario Socialista y la suscrita por Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP) persiguen el mismo objetivo constitucional y de sentido común: recordar que el mar y la zona exclusiva son titularidad del Estado ('demanialidad', dice el PP) y que el espacio aéreo es en la Constitución española competencia exclusiva del Estado.

Los socialistas matizan que "es en las cortes generales donde procede delimitar las aguas españolas del mar territorial alrededor del archipiélago canario y consiguientemente las aguas interinsulares". El Grupo Parlamentario Socialista reitera su labor de apoya y de trabajo activo por ese reconocimiento y esa actualización de la legislación relativa a las aguas alrededor de las Islas Canarias.

En cuanto a la posibilidad legislativa de modificar el REF constitucionalmente garantizado la enmienda del Grupo Parlamentario Socialista persigue el mismo objetivo que CC y PP pero con distinta técnica: "recordar que de acuerdo con la Constitución el REF es legislación del Estado, no de la Comunidad Autónoma Canaria". La enmienda socialista establece que el criterio de la audiencia previa al Parlamento canario para su eventual modificación sea determinante y deba ser tenido en cuenta, y la de CC y PP pretende silencio positivo de 6 meses transcurrido el cual, sin acuerdo con o en el Parlamento canario, decide el Estado.

En cuanto a la Ley de Transferencias, la enmienda socialista asume, "sin la hipocresía de la enmienda de CC y PP ( que la elimina bajo la pretensión falaz de "incorporarla" al Estatuto)" que el artículo 150.2 de la Constitución Española, que prevé la posibilidad de transferir o delegar competencias del Estado que por su naturaleza pueda ejercer la Comunidad Autónoma, está plenamente en vigor y puede ser utilizado sin necesidad de que se lo recuerde el Estatuto de Canarias ni ningún otro.

Finalmente, el Partido Socialista considera que ha manifestado "siempre su disposición positiva y constructiva al acuerdo con otros grupos parlamentarios en las Cortes, lo que significa buscar activamente el consenso transaccionando enmiendas". Pero, en su opinión, las 55 enmiendas de CC y PP y 53 del PP, serían sólo meros "ajustes técnicos" que "en nada desnaturalizan" la proposición proveniente del Parlamento de Canarias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies