La ponencia de la ley del transporte terrestre aprueba el texto propuesto por el Gobierno canario, sin enmiendas del PSC

Actualizado 19/03/2007 17:00:26 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 19 Mar. (EP/IP) -

La ponencia parlamentaria que debate el proyecto de la Ley de Ordenación del Transporte por Carreteras de Canarias concluyó hoy su trabajo, tras sólo dos sesiones, con la aprobación del texto propuesto por el Gobierno. El PSC fue el único grupo que se opuso y advirtió de que la futura norma, "tal y como está redactada, requerirá 70 reglamentos para poder ser aplicada". Su portavoz, Julio Cruz, adelantó que "esa ley creará problemas en el sector inexistentes hasta ahora".

Esos "problemas" se refieren, entre otros aspectos, a los derivados de la "desregulación" que impondrá la norma en los transportes canarios. Cruz explicó que la ley permitirá a los operadores adquirir unidades con dinero público que, "hasta la fecha, sólo pueden destinarse al transporte público regular" pero a partir de la vigencia de esta norma la financiación pública podría usarse también para la adquisición de guaguas del transporte privado discrecional.

Los socialistas se quejan de la aplicación del 'rodillo' por parte de Coalición Canaria (CC) y del Partido Popular (PP), que consideran que imponen su mayoría para sacar adelante "un proyecto de ley con más de 100 artículos y más de 200 enmiendas en tan sólo un par de horas". Cruz lamentó la "oposición" de CC y PP a "permitir el diálogo" con el PSC en este asunto. "Ni siquiera han querido leer el texto del Gobierno: CC dio por buenas las enmiendas del PP y las que quiso del PSC mientras que los populares se limitaron a secundar a los nacionalistas".

El diputado popular Fernando Toribio señaló que tanto su grupo como CC han asumido las enmiendas socialistas "que se podían aceptar". Toribio aclaró que el PSC "tiene derecho a mantener y defender las enmiendas rechazadas hoy en la próxima reunión de la comisión", que se celebrará el viernes. "De no haber un acuerdo entonces, los socialistas podrían llevar sus correcciones al pleno", puntualizó.

Ese es, justamente, el escenario que Cruz prevé. "Los nacionalistas y populares están empeñados en sacar la ley para contentar una parte del sector y no les importa que no sea la más idónea; sólo necesitan una ley cualquiera para darse por satisfechos". Si la comisión aprueba el dictamen de la ponencia, el proyecto de ley irá al pleno parlamentario del 28 de este mes para su aprobación definitiva.

Otra "muestra" de cómo esa ley "creará problemas inexistentes al tiempo que no responde a las verdaderas necesidades del sector", según Cruz, se refiere a la implantación del servicio de limosinas para los hoteles mediante coches usados, "que no limita la edad de los vehículos". Además, "la norma permitirá el otorgamiento de concesiones hasta 2027, lo que contradice los criterios jurídicos de la legislación europea y nacional en la materia".

El proyecto de ley contempla la creación del 'transporte a la demanda', "que define como un servicio de viajeros pero también de mercancías, lo que constituye una contradicción y creará problemas de aplicación", concluyó el socialista.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies