La capital se incorporará al canon de saneamiento desde 2008, pero no aportará financiación hasta el 2013

Actualizado 14/11/2007 16:59:36 CET

ZARAGOZA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La capital aragonesa se incorporará al canon de saneamiento a partir del 1 de enero de 2008, pero no contribuirá a las inversiones del conjunto de los municipios de Aragón en materia de depuración hasta que no se amortice el coste de la depuradora de La Cartuja, financiada íntegramente por el Ayuntamiento de Zaragoza, es decir, hasta el año 2013.

Así lo anunció el alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, ante los medios de comunicación, tras participar en la constitución formal de la comisión bilateral de cooperación entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza. Belloch compareció acompañado del presidente de Aragón, Marcelino Iglesias; del vicepresidente, José Ángel Biel; y del primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Zaragoza, Fernando Gimeno.

El alcalde explicó que la concreción del acuerdo marco para el canon de saneamiento se dará a conocer una vez haya sido aprobado en la junta de gobierno local del consistorio zaragozano y en el Consejo de Gobierno de Aragón, el próximo martes en ambos casos.

No obstante, precisó que las tasas municipales se mantendrán hasta el año 2015 "con garantía de no aumentar la presión fiscal con motivo de la aplicación del canon" y se garantiza la autonomía municipal en la gestión en materia de depuración de aguas y en la ejecución efectiva de todas las inversiones necesarias en el término municipal de Zaragoza.

El presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, comentó que una vez que la capital haya amortizado la depuradora "entrará en el canon en las mismas condiciones que el resto del territorio" y precisó que será así porque "a diferencia del resto de sistemas de depuración que se han puesto en marcha en Aragón, el de Zaragoza ha sido íntegramente financiado por los zaragozanos".

Iglesias señaló también que la constitución de esta comisión bilateral es "el principal acuerdo" de esta mañana por "la voluntad de cooperar" entre "las dos principales instituciones de nuestra comunidad autónoma" para que "funcionen, colaboren y compartan proyectos y objetivos". El presidente subrayó que ha habido un trabajo previo "muy importante" entre los consejeros del Gobierno autonómico y los tenientes de alcaldes de Zaragoza.

CIUDAD DE LA JUSTICIA.

La comisión bilateral de cooperación entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza decidió hoy descartar la creación de una Ciudad de la Justicia en la periferia de la capital aragonesa, "tras el análisis hecho por el Gobierno de Aragón y por el Ayuntamiento", comentó Belloch, que recordó que "hay una oferta determinada del Palacio Fuenclara, el solar calle Galo Ponte y la Imprenta Blasco".

"La próxima semana vamos a visitar las obras e invitaremos al presidente de Tribunal Superior de Justicia de Aragón", Fernando Zubiri, porque es importante que la decisión cuente "con el visto bueno de los jueces", que "están de acuerdo en el planteamiento de principio", sobre el que "hay que ver los detalles", concretamente, "si la superficie es suficiente" y cómo es el "convenio que realizamos", dijo Belloch.

En relación con este último, el alcalde subrayó que será "un convenio equilibrado" puesto que ninguna administración "debe sufrir ninguna pérdida patrimonial, ni ningún beneficio patrimonial". "Nadie regala nada", señaló Belloch, además de que desde las administraciones "no podemos hacer negocio, sino servir a los intereses generales" y por eso el convenio que se firme deberá fijar "contraprestaciones equilibradas".

El alcalde estimó que el mantenimiento de los servicios de la Justicia en el centro de la ciudad es positivo para "el modelo de ciudad compacta". Por su parte, el vicepresidente del Gobierno aragonés, José Ángel Biel, indicó que "nadie es tan tonto" para pensar "que puede perder una de las administraciones públicas" en la elección de nuevos edificios que ocuparán servicios de Justicia, sino que "ganará la ciudad y la comunidad autónoma".

Biel recordó que a partir del 1 de enero de 2008 Aragón va a gestionar las competencias de la Administración de Justicia y por eso "se va a constituir inmediatamente" un grupo de trabajo que tratará cuestiones "de carácter patrimonial para buscar el equilibrio entre ambas administraciones".

GRUPOS DE TRABAJO.

Este grupo de trabajo en materia de justicia se sumará a otros cuatro que se creará en el seno de la comisión bilateral sobre vivienda e infraestructuras, ley de dependencia, movilidad urbana, y ley de capitalidad, según comentó Marcelino Iglesias, que recordó que la aprobación de esta última es un compromiso para esta legislatura.

El alcalde Juan Alberto Belloch manifestó al respecto que estos grupos se pondrán en funcionamiento "a principios de diciembre o antes" puesto que "tenemos mucho interés" en ellos y serán prioritarios el de la ley de dependencia --para poder aplicar las medidas previstas por la legislación-- y el de viviendas e infraestructuras.

En relación con este último, el alcalde se refirió al compromiso de realizar 10.000 viviendas de protección en Zaragoza esta legislatura "y si no estamos de acuerdo ambas administraciones, no se podrá hacer".

Por eso, "hay que concretar una serie de medidas", que esperó que estén para enero, cuando se celebrará la segunda sesión de la comisión bilateral, que se reunirá cada dos meses. Biel señaló en esta línea que "hay que procurar que cada dos meses esta comisión resuelva temas". "Hay que echar carbón a la caldera cada dos meses para que la gente vea que salen y se concretan temas", apostilló.

El vicepresidente aclaró que cada uno de los grupos estará formado por tres representes del Gobierno de Aragón y otros tres del Ayuntamiento de Zaragoza, nombres que "como muy tarde la próxima semana se remitirán" desde el Ejecutivo al consistorio, y viceversa.

Biel se refirió a los grupos de movilidad urbana y de la ley de capitalidad. Del primero dijo que incluirá el posible desarrollo de un futuro metro y del segundo aclaró que la aprobación de esta ley supondrá "el desarrollo de uno de los objetivos del Estatuto de Autonomía de Aragón que entró en vigor el pasado 23 de abril", ley que deberá remitirse a las Cortes autonómicas para su aprobación.

COMISIÓN BILATERAL.

La comisión bilateral de cooperación entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza tiene como objetivo intensificar las relaciones de colaboración para afrontar los grandes retos que debe asumir la capital de Aragón en los próximos años.

En esta primera reunión, celebrada en el Edificio Pignatelli, sede del Gobierno aragonés, participaron además de Iglesias, Biel y Belloch los consejeros del Ejecutivo autonómico de Presidencia, Javier Velasco; Economía, Hacienda y Empleo, Alberto Larraz; Política Territorial, Justicia e Interior, Rogelio Silva, y Medio Ambiente, Alfredo Boné.

Por parte del Ayuntamiento asistieron el primer teniente de alcalde y consejero de Presidencia y Acción Social, Fernando Gimeno; el segundo teniente de alcalde y consejero de Urbanismo, Vivienda, Arquitectura y Medio Ambiente, Carlos Pérez Anadón; el consejero de Hacienda, Economía y Régimen Interior, Francisco Catalá; el consejero de Fomento y Deportes, Manuel Lorenzo Blasco; y la consejera de Servicios Públicos, Carmen Dueso.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies