Caracas pide al Gobierno "normalizar" las relaciones que "España dañó"

El presidente venezolano, Nicolás Maduro
PRESIDENCIA VENEZUELA - Archivo
Actualizado 11/04/2018 19:59:29 CET

Avisa que creará "precedente jurídico terrible" si no reconoce las presidenciales de mayo

BRUSELAS, 11 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Nicolás Maduro ha invitado al Ejecutivo de Mariano Rajoy a retomar los espacios de diálogo y a normalizar sus relaciones diplomáticas a través de una carta que remitirá el viceministro venezolano para Europa, Yván Gil, al secretario de Estado para Iberoamérica, Fernando García Casas, en un encuentro en Madrid este miércoles.

"Para que volvamos a abrir espacios de diálogo y podamos dentro de lo posible, si así fuera posible, en ese proceso de diálogo, normalizar la relación diplomática con España", ha avanzado el ministro de Exteriores venezolano, Jorge Arreaza, en rueda de prensa en Bruselas al término de su encuentro con la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini.

Arreaza ha precisado que el viceministro Gil remitirá "una carta" firmada por él bajo "instrucción del presidente Maduro" al secretario de Estado para Iberoamérica en un encuentro que ambos mantendrán en Madrid este miércoles.

A pesar de "todas las agresiones del presidente Rajoy y su Gobierno contra Venezuela", el Gobierno de Caracas espera "tratar de recomponer esa relación, que España dañó" y que "Venezuela, con mucha nobleza, quiere recuperar con España". "Esa es la voluntad del presidente" venezolano, ha asegurado. "De esperar que España hiciese un gesto, nos íbamos a quedar esperando", ha dicho.

Arreaza ha justificado la expulsión a finales de enero del embajador español en Venezuela Jesús Silva Fernández, fue una decisión "hasta leve con respecto a las agresiones que hemos recibido desde España" tras denunciar que el diplomático español violó "todos" los artículos de la Convención Diplomática de Viena.

El ministro le ha afeado que "iba a despedir a los líderes de la oposición con su coche hasta el aeropuerto", "intervenía permanentemente en asuntos venezolanos" y "se jactaba" de cómo "España lideraba en la Unión Europea las sanciones contra Venezuela", que Caracas tacha de "ilegales" a la luz del Derecho Internacional.

ELECCIONES PRESIDENCIALES CUENTAN CON TODAS LAS GARANTÍAS

Además, ha arremetido contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por erigirse en "tribunal electoral mundial" al avanzar junto al presidente argentino, Mauricio Macri, "que no va a reconocer el resultado de las elecciones en Venezuela" y ha avisado de que los países u organismos internacionales que rechacen reconocer los resultados de las elecciones presidenciales del 20 de mayo en Venezuela crearán "un precedente jurídico terrible para esos países".

"El único que tiene que reconocer el resultado en Venezuela es el pueblo y el Consejo Electoral Venezolano. No nos interesa si Trump lo reconoce, si Rajoy lo reconoce, si la Unión Europea los desconoce. Estarían yendo más allá de sus facultades, incursionando en nuevos ámbitos de la agresión política contra Venezuela", ha avisado, insistiendo en que preferirían que "todos los países respeten a Venezuela, sus instituciones y que feliciten al presidente que sea elegido por el pueblo".

En todo caso, ha avisado de que "si hay países u organismos internacionales que deciden actuar por encima del Derecho Internacional" el "problema" será de ellos "porque se crea un precedente jurídico terrible para esos países" y ha defendido que "Maduro tiene buenas probabilidades de ganar". "Pero si no, la democracia continúa y seguiremos intentando construir nuestra revolución desde la oposición", ha remachado.

También ha criticado que Rajoy haya recibido hace unos días en La Moncloa a "dirigentes de la oposición violenta, que no quiso participar en la elección" como el expresidente del Parlamento Julio Borges.

"Hay prófugos de la justicia venezolana que se van un jueves y el sábado están con el presidente Rajoy en el Palacio de la Moncloa, recibiéndoles como si fuese un líder mundial", ha arremetido el jefe de la diplomacia venezolana, que ha agradecido en cambio el papel del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, "un amigo de ambas partes en Venezuela" a diferencia del Gobierno de Rajoy. "Sabemos que tiene mucho que ayudar a Venezuela todavía", ha remachado, sobre el líder socialista español.

INVITA A LA UE Y A DISTINTOS GRUPOS DEL CONGRESO A ENVIAR OBSERVADORES

Arreaza ha asegurado que salen "muy satisfechos" del encuentro con Mogherini, que ha calificado de "muy bueno" porque ha permitido "clarificar varias cosas" a la parte venezolana, entre otros que "Venezuela es un país democrático" y cuenta con un sistema electoral "muy seguro, muy transparente" y que cuenta con "todas las garantías", no solo por sus medios tecnológicos avanzado sino por su sistema de auditoria, dado que el 54% de los boletos emitidos se contrastan con las actas.

"No tenemos nada que ocultar", ha asegurado, recalcando que han vuelto a reiterar la invitación a la UE para que envíe una misión de observación electoral a los comicios en Venezuela y ha afeado que desde la Unión hayan avanzado que "difícilmente pueda enviar la misión por distintas razones", que tienen que ver "con los mecanismos, con los estándares" y también han remitido una carta este miércoles al Congreso español para invitar a "distintos grupos políticos" a presenciar las elecciones en Venezuela. "Ojalá vaya el independentista catalán y vaya el del PP más reaccionario a presenciar las elecciones en Venezuela", ha remachado.

"Si hubo una misión de la Unión Europea en Honduras, donde hubo fraude electoral (...) no entiendo cómo la UE no puede enviar una misión electoral a Venezuela", ha remachado, al tiempo que ha agradecido que Mogherini haya sido "muy sincera" en el encuentro para explicar "las discusiones" de los Veintiocho sobre Venezuela y las sanciones, que Caracas considera "ilegales", sin base jurídica a la luz del Derecho Internacional.

UE PIDE ELECCIONES CREÍBLES Y SOLUCIÓN NEGOCIADA

Mogherini, que se reunirá con Borges y otros líderes de la oposición la próxima semana, ha trasladado a Arreaza la "expectación muy clara" de la Unión de que el Gobierno de Caracas se implique "seriamente" en la búsqueda de "un consenso amplio" para celebrar elecciones presidenciales y regionales "creíbles", que "deben garantizar la participación de todos los partidos políticos, sin obstáculos, en igualdad de condiciones y estar en conformidad con la Constitución venezolana y los estándares internacionales", según ha informado el servicio diplomático europeo en un comunicado.

La jefa de la diplomacia europea ha avisado a su interlocutor de que "una solución democrática y negociada que respete la Constitución venezolana, el Estado de Derecho y los Derechos Humanos es la única manera de resolver la crisis" en el país y ha reiterado la disposición de la UE de dar "apoyo adicional" ante la necesidad de atajar "urgentemente" el deterioro socioeconómico y las necesidades de la población.

Arreaza ha ironizado que si quieren que "torturemos" a los partidos políticos para que participen en las elecciones y ha asegurado que "en Venezuela no hay presos políticos", al tiempo que ha tachado de "absurdo" decir que en el país hay una crisis humanitaria, excusa, ha insistido, que utiliza Estados Unidos para lanzar una intervención militar en Venezuela.

En cambio, ha instado a "permitir" que el país pueda financiarse "en términos justos" y hacer sus transacciones a través del sistema financiero tradicional, que están bloqueadas por las sanciones de EEUU. "Nos es difícil recibir el dinero por nuestro petróleo", ha denunciado. "Aquí en Bruselas hay 1.250 millones de dólares bloqueados del pueblo venezolano", ha asegurado.