Carod admite la derrota en el referéndum aunque recuerda que Montenegro necesitó más participación

Actualizado 19/06/2006 0:55:30 CET

BARCELONA, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, admitió hoy que su partido "no ha ganado" en el referéndum estatutario pero destacó la "tan y tan elevada" abstención, y recordó que la UE exigió el 55% de participación para la consulta sobre la independencia de Montenegro, si bien el líder republicano reconoció no era esto lo que se votaba hoy en Catalunya.

En una rueda de prensa a las 21:30 horas, Carod dijo que "si en este referéndum, en vez de votar la autonomía se hubiera votado otra cosa, como lo que hace poco se ha votado en otro país de la UE donde se reclamaba el 55% de participación, no habría requerido el porcentaje mínimo para ser tomado en consideración". Pero admitió que esto "no era lo que planteaba en este caso".

El líder republicano afirmó también que, teniendo en cuenta los estatutos catalanes de 1932 y de 1979, "es la primera vez que no todo el catalanismo político acepta las limitaciones del sistema autonómico" y que "expresa", a través de votos diferentes del 'sí', "que ya no participa de esta voluntad de sistema autonómico".

Aseguró que ERC "comprende las razones" de quienes han votado a favor del texto pero con "catalanismo crítico". Según él, "muchos" de esos catalanes "seguirán votando" a ERC en las elecciones catalanas. En cualquier caso, fue explícito sobre el resultado: "Reconocemos que no hemos ganado".

Carod-Rovira defendió que su partido "ha resistido en sus posiciones" contra un Estatut "de ambición pequeña", dijo, y aseguró que "una parte importante" de electores "lo ha entendido en cierta manera como una especie de prórroga" del Estatut vigente, y "la gente no estaba por una mala prórroga, sino por un buen partido: eso explica un índice de abstención tan y tan elevado", un nivel con la que "no se puede frivolizar".

Carod dejó claro que ERC "acepta, acata y reconoce la plena validez de los resultados". "Lo que nosotros defendíamos no ha ganado", admitió, y constató que su partido ha tenido "grandes dificultades para hacer llegar" su 'no' "en medio de una lluvia permanente por el 'sí'", que además se ha desarrollado en campaña en clave española: "Zapatero contra Rajoy".