Carod confirma el cese de los consellers de ERC con la marcha de los cargos políticos y cuestiona un nuevo tripartito

Actualizado 11/05/2006 15:40:12 CET

BARCELONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, confirmó hoy el cese de los seis consellers republicanos del Gobierno tripartito por decisión del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y anunció la marcha de los más de 200 cargos políticos designados por ERC en el Ejecutivo catalán, pese a que el presidente había instado su permanencia. Además, puso en cuestión la reedición del pacto tripartito y, en cualquier caso, advirtió que "no será en las condiciones actuales".

De hecho, los republicanos han insistido en las últimas horas en que si Maragall cesaba los consellers no podrían volver a apoyarlo para una nueva investidura, pese a apostar por repetir el pacto tripartito.

Carod confirmó que "por decisión" de Maragall, el Gobierno queda "en manos" de PSC e ICV y se ha puesto fin "a la experiencia de un gobierno catalanista y de izquierdas por primera vez desde 1939".

No concretó las consecuencias de la decisión de Maragall en el Parlament y en el Congreso, donde los votos de ERC son determinantes, y señaló que "ya se decidirá" por parte de la ejecutiva de ERC, que se ha convocado de forma extraordinaria para esta tarde, la "complicidad que puede tener con el Gobierno en minoría". No obstante, apuntó que Maragall "debe contar" con otros apoyos que garanticen la estabilidad, en referencia a CiU.

El líder republicano consideró la decisión un "gravísimo error político" que tendrá "más consecuencias negativas que si no se hubiera tomado" y auguró que "será peor el remedio que la enfermedad". "La única buena noticia es que habrá elecciones anticipadas antes de que se acabe el año", apostilló.

Carod, que aseguró no estar "sorprendido" por la decisión pero sí "por otras cosas", apuntó "cuatro razones de presente y de futuro" para considerar un "error" la decisión de Maragall pero no quiso dar detalles a la espera de la reunión de la ejecutiva.

En esta línea, comunicó a Maragall que en el momento en que cese a los seis consellers de ERC "no serán seis personas, sino que serán todos los cargos de máxima responsabilidad vinculadas a ERC" quien abandonará la administración catalana.

Para Carod, "no tiene sentido que la gestión política la hagan secretarios generales y directores generales a las ordenes de consellers de otro partido", más aún cuando "el conseller de su partido ha sido cesado".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies