Carod confirma el tripartito y dice que ocupará el segundo puesto de responsabilidad

Actualizado 05/11/2006 22:30:05 CET

BARCELONA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, confirmó hoy públicamente la apuesta de los republicanos por" un gobierno de entendimiento con el PSC e ICV-EUiA", dando así "una nueva oportunidad para aplicar políticas serenas, constructivas y estables".

El propio Carod comunicó personalmente la decisión al líder de CiU, Artur Mas, en una conversación telefónica y destacó que ésta ha de ser la "la legislatura de un gobierno constructivo, estable e ilusionador y de máxima unidad democrática y nacional por parte de todos los partidos" en Madrid y "lejos de frentes de ningún tipo".

Carod, que someterá su propuesta a consideración de la ejecutiva de ERC, señaló que mañana está prevista una reunión con el presidenciable del PSC, José Montilla, y el líder de ICV, Joan Saura, a partir de la que se concretarán los "detalles de arquitectura gubernamental". El objetivo es, según Carod, llegar a un acuerdo "cuánto antes mejor" para "tranquilizar a la sociedad catalana".

Según Carod, no se ha entrado a discutir la existencia o no de una 'conselleria primera' y se limitó a señalar que el gobierno tendrá una "arquitectura diferente" donde "lo que está claro" es que él ocupará la "segunda responsabilidad política en el gobierno", sin concretar la fórmula, que podría ser una vicepresidencia, y que "el candidato de la tercera fuerza política ocupará el tercer puesto", en referencia a Joan Saura.

RECHAZO A CiU

La opción de ERC también tiene en cuenta que CiU, la fuerza que obtuvo más escaños en las elecciones del día 1 de noviembre, priorizó el pacto con el PSC, "igual que el PSOE y el Gobierno español, igual que dirigentes del PP y del PSOE" y recordó que su partido ya había avisado de que "sólo estaría en un gobierno que se decidiera desde Catalunya".

Carod compareció ante los medios de comunicación en la sede del partido después de una reunión de urgencia del comité negociador para hacer pública una declaración como presidente del partido y responder a algunas preguntas. Con un riguroso traje negro, Carod apuntó que los resultados de las elecciones del 1 de noviembre "han manifestado que el pueblo catalán no ha querido que ningún partido tuviera la mayoría absoluta y han optado por un gobierno de coalición entre más de una fuerza política".

Además, apuntó de antemano que tras las reuniones con Mas, Montilla y Saura, ERC ha constatado que "ninguno de los otros tres partidos políticos no tiene un horizonte nacional de paso adelante que vaya más allá del simple despliegue del Estatut que entró en vigor en agosto".

Carod añadió que desde ERC se avanzó en la campaña electoral que "sólo estaríamos presentes en un gobierno que se decidiera desde Catalunya". Así, señaló que "la prioridad de CiU era formar un gobierno de coalición con el PSC", "por parte del PSOE y el gobierno español nos consta que había también la prioridad de un acuerdo entre CiU y el PSC" y "también nos consta que dirigentes del PP y el PSOE han manifestado la necesidad de un gobierno liderado por CiU y con el PSC". "En ningún de los tres casos estaba ERC", aseveró.

CONTINUIDAD DE LAS POLÍTCAS SOCIALES DEL TRIPARTITO

"Vista esta realidad, para ERC la cohesión social es fundamental para la cohesión nacional y para el despliegue cultural que este país tiene pendiente", dijo por lo que señaló que "entendemos que la continuidad de medidas de bienestar adoptadas por el Gobierno anterior es imprescindible para que la calidad de vida de los catalanes forme parte inseparablemente de nuestra identidad nacional como pueblo, junto a la lengua y la cultura".

Por todo ello, anunció que propondrá a la ejecutiva la formación de "un gobierno de entendimiento con el PSC e ICV-EUiA", lo que supone "una nueva oportunidad para aplicar políticas serenas, constructivas y estables".

"Entendemos que ahora no es la hora de hacer frentes de ningún tipo, sino de trabajar por el país. No sólo para el que nos ha votado, sino para todo el país sin excepción.

A partir de mañana concretaremos las características del acuerdo que ha de hacer posible el gobierno para afrontar con ilusión y serenidad los desafíos de Catalunya y su futuro", sentenció.

En esta línea, señaló que ERC continuará defendiendo "una política sincera de pactos nacionales, con temas esenciales, que no son de derechas o izquierdas, sino de país, así como la máxima acción unitaria en Madrid en defensa de Catalunya, por parte de todos los partidos". Para Carod, ésta ha de ser la "la legislatura de un gobierno constructivo, estable e ilusionador y de máxima unidad democrática y nacional por parte de todos los partidos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies