Carod denuncia una "pinza" entre Zapatero-Mas para degradar la figura de Maragall y reclama "respeto" institucional

Actualizado 15/02/2006 14:04:06 CET

Exige a Zapatero acabe con el "silencio cómplice" y ponga a raya al "jefe del pelotón chusquero", José Bono

BARCELONA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ERC, Josep Lluís-Carod-Rovira, denunció hoy la existencia de una "pinza" entre José Luis Rodríguez Zapatero y Artur Mas para degradar la figura de Pasqual Maragall como presidente de la Generalitat, figura a la que someten a "menosprecio y desconsideración" por intereses partidistas.

Carod denunció además el "silencio cómplice" de Zapatero ante el "fustigamiento contra Maragall por parte del ministro de Defensa, José Bono, al que calificó de "jefe del pelotón chusquero" y advirtió que ese silencio es "un gesto de deslealtad institucional de gran gravedad".

En rueda de prensa en el Parlament, Carod exigió solemnemente para Maragall "el respeto y consideración institucional" que merece el presidente de la Generalitat y anunció que ERC saldrá al paso cada vez que "desde Madrid o desde Cataluña se menosprecie o desconsidere la figura" del mandatario catalán.

De hecho, señaló que ERC actuará con la misma "tenacidad" con la que se defendía a Jordi Pujol en su momento de los ataques procedentes también de Bono y que atribuyó "no a que seas de derechas o de izquierdas, sino a la condición de presidente de la Generalitat".

Según Carod, la "pinza PSOE-CiU" y más concretamente la "pinza Zapatero-Mas" no es nueva y tuvieron como primer paso las "presiones" procedentes desde las filas socialistas y de la federación nacionalista para que no se celebrara la cumbre convocada por Maragall el domingo 15 de enero y que acabó por suspenderse.

Además, recordó que "la situación no es nueva" y se remontó a las tensas relaciones entre el presidente de la Generalitat Lluís Companys y Manuel Azaña, a quien reclamó por carta en 1936 "respeto institucional". "Es una tradición que viene de viejo", señaló.

En este sentido, Carod criticó que el Gobierno del PSOE "legisla permanentemente en contra de la Generalitat", lo que queda lejos de un modelo federal del Estado y atribuyó la unión Mas-Zapatero a "intereses partidistas" por parte de CiU y "estatalistas" por parte del PSOE.

Para Carod, el "menosprecio" es principalmente atribuible a la "parte catalana" de la "pinza", mientras que a Zapatero se le puede reprochar la "desconsideración".

BLINDAR EL TRIPARTITO CON UN DISCURSO ÚNICO.

El líder de ERC rechazó que esta campaña en contra de Maragall afecte al Gobierno tripartito de la Generalitat y aseguró que "lo que hay es una voluntad para reforzar los vínculos internos" de los socios de Gobierno. Así, abogó por que PSC, ERC e ICV-EA "seamos capaces de superar la visión compartimentada de la acción de Gobierno y elaborar un discurso único" de "propuestas y objetivos" del Ejecutivo.

Sí admitió que la postura de ERC en torno al Estatut "puede hacer más fácil o no tan fácil" la continuidad del tripartito y aseguró que, "a medida que el Estatut se aleja del aprobado por el Parlament, las cosas son más difíciles para ERC". Además, lamentó que CiU de por hecho que los republicanos acabarán dando el 'sí' y concluyó que "se piensa el ladrón que todos son de su condición".

REUNIÓN CON ZAPATERO INNECESARIA.

Carod añadió que "difícilmente" una hipotética reunión con Zapatero "tendría repercusión activa en la resolución" de las diferencias en torno al Estatut y aseguró que "lo fundamental de lo que nos debíamos decir, ya nos lo hemos dicho".

Sobre las reuniones preparatorias de los trabajos de la ponencia que llevan a cabo PSOE, CiU e ICV-EA, Carod las consideró "normales" y "lógicas" en virtud del pacto que mantienen e incluso planteó que se intensifiquen par "ahorrarnos sustos" en la ponencia y quebrantamientos de los acuerdos asumidos por estas formaciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies