Carod destaca que las "deficiencias" del Estatut que el Estado constata "ya las advirtió ERC" cuando defendía el 'no'

Actualizado 19/03/2007 17:50:00 CET

Insta a CiU a "decidir por qué vía opta" en caso de que el TC dictamina contra el Estatut

BARCELONA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, responsabilizó hoy a los partidos que pactaron y apoyaron el Estatut en el referéndum de las "deficiencias" que constatan los abogados del Estado en sus alegaciones ante el Tribunal Constitucional, cuando interpretan algunos preceptos del texto de forma favorable al Gobierno central.

"Algunas de las consideraciones del abogado del Estado coinciden con las posiciones de ERC durante la campaña por el 'no' en el referéndum del Estatut, cuando advertíamos ya de lo que podría pasar si se aprobaba el texto tal como estaba", afirmó Carod.

Después de que el viernes pasado, como vicepresidente de la Generalitat, Carod tildara el informe del Estado de "buena noticia" por defender la constitucionalidad del Estatut, Carod trató de evitar hoy la contradicción evidente con sus palabras al hablar como presidente de ERC, y se limitó a interpretar las alegaciones como el resultado obvio de "la inercia centralista de las estructuras burocrática y funcionarial del Estado".

"¿Qué se espera que diga el abogado del Estado?", preguntó, y remarcó que, ahora, "lo que no puede ser es que alguien tuviera poca ambición política a la hora de hacer el Estatut y ahora pretenda decir que un Estatut reducido nos permite hacer más cosas de las que en realidad permite".

Carod acusó así de "tirar la piedra y esconder la mano" a todos los partidos que apoyaron el texto del Estatut que salió del Congreso e insistió en que "muchas de las cosas" que dice el informe del Estado "no son nuevas", sino que ERC "ya las dijo" durante la campaña.

El líder de ERC señaló que su partido "no se siente corresponsable" de la "poca ambición" del Estatut que finalmente se sometió a referéndum, y consideró que, una vez conocida la interpretación que hace el estado, "ahora la palabra la tienen aquellas formaciones que entendieron que con este texto Catalunya ya tenía suficiente".

Así, señaló la "fragilidad o inconcreción del sistema de financiación", que la palabra nación no aparezca en el articulado y la "falta de elementos de blindaje competencial" como algunos de "puntos negros" que los abogados del Estado "denuncian como excesiva ambición del Estatut" y que ERC "ya denunció como puntos débiles" durante la campaña del referéndum.

Aun así, tal como hizo como vicepresidente, el líder de ERC saludó que el Estado diga que el Estatut "se adhiere con le marco constitucional", aunque añadió que "si sólo dijera eso todos estaríamos tranquilos porque significa que Catalunya continuará disponiendo marco legal para gobernarse".

"NO QUIERO IMAGINAR QUÉ PASARÍA".

Sin embargo, Carod advirtió del "problema, no sólo legal", que supondría que el TC dictaminara que el Estatut es inconstitucional, recordando que el nuevo texto "ha revocado el Estatut anterior".

"No quiero imaginarme en qué panorama político, administrativo y legal nos encontraríamos en el caso de que se considerara inviable" este Estatut, advirtió.

Tras remarcar que la vía soberanista propuesta por él mismo como escenario más factible en ese caso es totalmente "coherente" con su discurso de siempre, Carod reclamó al líder de CiU, Artur Mas, "una reflexión" al respecto para "decidir por qué vía opta".

Carod señaló que "la defensa de un mínimo de autogobierno es algo transversal en todos los partidos catalanes", pero consideró que CiU "debería hacer un pensamiento" y preguntarse "quién exactamente tiene responsabilidad en que ni siquiera un Estatut rebajado pueda ser aceptado".

El líder de ERC restó credibilidad a la oferta de Mas, que este sábado consideró que si el TC revoca el Estatut la mayoría nacionalista del Parlament debería reaccionar, y señaló que "también cuando se estaba reformando el Estatut, Mas dijo que si el texto no incluía el concierto o 'nación' en el articulado no lo aceptaría".

Carod señaló que "la credibilidad de las personas se mide por su propia trayectoria" e instó a Mas a preguntarse "qué pasa en España y quién tiene un problema" si el texto "rebajado" que se pactó no es aceptado tampoco.

EL PP VE LÓGICA UNA SENTENCIA RECIENTE DEL TC.

Por otra parte, el portavoz del PP catalán, Daniel Sirera, consideró hoy "cargada de sentido común" la sentencia del TC del 18 de enero, sobre la deuda andaluza, en que rechaza que se pueda pactar bilateralmente la financiación con el Estado, y rechaza también que un Estatuto determine la financiación, según informó hoy 'El Mundo'.

Sirera destacó que la sentencia tuvo "casi la unanimidad" de los magistrados, y "reafirma" tanto la multilateralidad como los argumentos del PP para recurrir el Estatut.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies