Cascos afirma que siempre antepuso intereses sociales a económicos cuando fue necesario

Francisco Álvarez-Cascos Y Carmen Moriyón, En Gijón
EUROPA PRESS
Actualizado 18/05/2012 16:30:55 CET

GIJÓN/OVIEDO, 18 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Principado en funciones, Francisco Álvarez-Cascos, ha destacado este viernes en Gijón que él, dentro de sus responsabilidades políticas, siempre ha antepuesto los intereses sociales a los económicos cuando ha sido necesario, aunque ha precisado que por responsabilidad, se debe "buscar un punto de equilibrio inteligente entre ambos".

Así lo ha destacado durante la presentación del libro 'El Musel. Historia Completa de un Puerto', en la que ha apuntado que la historia de la ampliación de El Musel cuando se debatía la alternativa 'C', no fue un conflicto entre gijoneses, sino causa de "un grupo muy concreto de personas con enorme poder político y administrativo que establecieron una confrontación entre los intereses de Gijón y los del Puerto".

Ha elogiado, asimismo, que el capítulo segundo de este libro relata "sin palabras altisonantes la gesta de los gijoneses", que algunos, según él, "han intentado hacer olvidar", ha añadido. Ha recordado cómo en el caso de El Musel, se llegó a un consenso y que la ampliación contara con el apoyo de los gijoneses, de forma que hoy se puede "lucir con orgullo" uno de los puertos más importantes de Europa, a su juicio, con capacidad de atraque de grandes y moderno buques y como plataforma de promoción de Gijón y Asturias.

Por todo ello, ha apuntado que este libro será testimonio de todo ello. "Pase lo que pase, este libro, quedará en alguna biblioteca, a resguardo de cualquier proceso de purificación que alguien quiera intentar de nuevo para cambiar la historia".

Se ha remetido a unas palabras que escribió hace meses para el prólogo de este libro, en las que hace resalta que nada le resultaría más gratificante que el que leyendo este libro "el ejemplo de la razón ganara adeptos, como senda para la sociedad avanzada en estos tiempos en los que parece que una arrolladora fuerza exterior intenta quebrar el binomio sagrado que forman el interés general de los asturianos y la obligación de servicio público de las Administraciones como garantía de desarrollo y bienestar del Principado de Asturias".

PAPEL DETERMINANTE

Junto a Cascos han intervenido al alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, y el presidente de la Autoridad Portuaria de Gijón, Emilio Menéndez, ambos de Foro. Moriyón ha reiterado la idea de que el Gijón moderno "no de entienden sin El Musel" y ha aludido a los cuestiones debates surgidos a lo largo de la historia sobre su necesidad y la de su ampliación.

Para ella, ha sido un puerto asociado "a debate por razones visibles e intereses ocultos". Asimismo, ha hecho mención a las instalaciones hoy en día infrautilizadas y a los proyectos energéticos "descartados", a excepción de la regasificadora, "sin fecha" no obstante. Ha criticado, a su vez, la "desastrosa gestión" anterior que elevó el endeudamiento a niveles "insoportables" y ha incidido en que pensar que las nuevas tecnologías van a sustituir a la industria es un "gran error".

Por parte de Menéndez, este ha destacado el papel "determinante e imprescindible" de Cascos para evitar "tabicar" el horizonte, con alusión a la alternativa 'C' de la ampliación que fue desechada y ha apostado por la diversificación de los tráficos, el fomento de la Autopista del Mar y la "irrenunciable" regasificadora, además de por convertir a El Musel en puerto de cruceros.