Castilla-La Mancha no tiene "prisa" en asumir competencias de justicia hasta que el Estado no garantice fondos y calidad

Actualizado 24/10/2007 14:37:02 CET

Lamata afirma que tampoco existe urgencia por concluir la reforma de la OCM del vino, pues "lo que queremos es buen acuerdo para C-LM"

TOLEDO, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente primero de la Junta de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, aseguró hoy que el Gobierno regional no tiene "ninguna prisa" en asumir las competencias en materia de justicia, hasta que el Estado no disponga de fondos suficientes para que el servicio autonómico sea de calidad y suponga una mejora respecto al actual.

Así se expresó Lamata, a preguntas de los medios tras dar cuenta de los acuerdos aprobados por el Consejo de Gobierno de la presente semana, que aseguró que no hay una fecha cerrada para asumir las transferencias, y por tanto la Comisión Mixta creada para tal fin seguirá trabajando para poder concluir el traspaso en los próximos meses.

Respecto a la situación de la que parte Castilla-La Mancha el también consejero portavoz reconoció que "los medios materiales siempre son mejorables", sobre todo en edificios, infraestructuras e informatización.

"Por ello estamos analizando todo con detalle para una vez asumidas las competencias la mejora sea notable" dijo Lamata, que añadió que en el caso de la justicia, el Gobierno regional no podrá ofrecer un servicio tan pleno como en educación o sanidad, pues la gestión es compartida con el Estado, y tan sólo asumirá el control sobre los servicios auxiliares.

OCM.

Tampoco hay prisa, defendió el portavoz del Ejecutivo castellano-manchego, en concluir la negociación de la reforma de la OCM en Bruselas, "pues lo que queremos es un buen acuerdo que satisfaga tanto las demandas de Castilla-La Mancha, como del resto de regiones españolas", defendió.

De esta manera, a preguntas de los medios, Lamata se pronunció sobre las manifestaciones realizadas por la ministra de Agricultura, Elena Espinosa, que aventuró la posibilidad de que el desenlace de la reforma del vino se retrase a 2008.

En este sentido, el vicepresidente primero castellano-manchego incidió en que no hay prisa por cerrar la negociación y en las palabras de Espinosa, que ha dicho "que no se levantará de la mesa hasta que no haya un buen acuerdo para España y todas las autonomías" algo que en su opinión evidencia el compromiso de la ministra con la defensa de los intereses de la nación.

Intereses que según el portavoz del Ejecutivo regional pasan por que el viticultor sea la columna vertebral de la reforma, y por el arranque como posibilidad voluntaria, y "con esos objetivos cerraremos el acuerdo cuando convenga".

Preguntado sobre la coincidencia de que todas las negociaciones abiertas, como la aprobación del Estatuto de Autonomía, la reforma del vino, o el traspaso de Justicia se retrasen a 2008, Lamata indicó que esta demora nada tiene que ver con la celebración de elecciones, en marzo del año que viene, pues cada negociación tiene su ritmo y su calendario.

"Son procesos abiertos que concluiremos cuando consideremos que son favorables a Castilla-La Mancha", aseveró el vicepresidente primero.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies