Catalá avisa a Granados de que tendrá que probar la información que dé al tribunal porque si no "vale para poco"

Rueda de prensa de Rafael Catalá tras el Consejo de Ministros
EUROPA PRESS
Publicado 12/02/2018 10:46:31CET

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha avisado al ex secretario general del PP de Madrid Francisco Granados de que todo lo que le diga al juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón durante su declaración este lunes "tendrá que probarlo" porque, si no, "vale para poco".

En una entrevista en Telecinco recogida por Europa Press, el ministro ha calificado de "sinvergüenzas" a todos los implicados en los casos de corrupción que afectan al Partido Popular y ha destacado que desde la formación han hecho "muchas cosas" para que no vuelva a ocurrir "nunca más". "Unos cuantos sinvergüenzas no pueden manchar el buen nombre de tantos miles de personas", se ha quejado, al mismo tiempo que ha recalcado que los hechos que se juzgan en la 'trama Púnica' sucedieron "hace 15 años".

Preguntado sobre la posibilidad de que Granados apunte hacia otros compañeros del partido y les vincule a la presunta financiación ilegal de la formación popular en Madrid que se investiga en la trama Púnica, Catalá ha dicho esperar que se sepa "cuanto antes" quiénes tienen responsabilidad y quiénes no para que el PP deje de pagar "en términos de prestigio": "Que se acaben los juicios, se dicten sentencias y el que tenga responsabilidad la pague como corresponda", ha reivindicado.

"Para intentar tirar de la manta tiene que haber algo que oculte esa manta y pruebas que lo acrediten", ha argumentado para después añadir que, a su juicio, si se inculpa a más personas y no se prueban las acusaciones "es más un titular de prensa" que una noticia jurídica importante.

Además, ha destacado la necesidad de modificar la legislación para acabar con la lentitud de la Justicia: "Hay cambiarla y modernizarla, hacer juicios mucho más rápidos", ha pedido. En este sentido, ha lamentado no llegar a un acuerdo con el PSOE ni con Ciudadanos y ha argumentado que "es propio de la Justicia del siglo XXI ser mucho más ágil": "A nadie le interesa que los juicios se alarguen tanto tiempo", ha subrayado.