Catalá espera que el PNV apoye los PGE porque hay tiempo para que "las aguas vuelvan a su cauce"

Rueda de prensa de Rafael Catalá tras el Consejo de Ministros
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 22/03/2018 12:05:19CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado este miércoles que al PNV que no está aplicando el artículo 155 de la Constitución "por gusto" sino que está "cumpliendo una obligación" tras hechos "gravísimos". En este punto, ha dicho que espera que los nacionalistas vascos apoyen el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 porque hay tiempo para que "las aguas vuelvan a su cauce".

En una entrevista en Onda Cero, recogida por Europa Press, Catalá ha indicado que están ante una "situación extraordinaria" y ha añadido que "ojalá finalice cuanto antes y haya un Gobierno natural en Cataluña que ejerza sus competencias".

Al ser preguntado si habrá Presupuestos si se inviste como presidente de la Generalitat a Jordi Turull, el ministro ha dicho desconocer si el PNV pone como "línea roja" que no esté en vigor el artículo 155, pero ha recalcado que ese precepto constitucional deje de aplicarse "no es una responsabilidad del Gobierno de la nación".

LOS PGE SE APRUEBAN EL MARTES EN CONSEJO DE MINISTROS

"Nosotros estamos cumpliendo una obligación, no lo estamos haciendo por gusto. Es una situación extraordinaria", ha apostillado, para recordar que el próximo martes el Consejo de Ministros aprobará el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018, que se podrían aprobar en junio si siguen su tramitación normal.

En este sentido, el ministro de Justicia ha dicho que "tiempo hay para que las aguas vuelvan a su cauce", de forma que si el PNV está "incómodo" con el 155 se haya "resuelto esta situación".

Eso sí, ha insistido en que si está vigente este artículo no es porque quieran "limitar la autonomía catalana" sino porque se han producido "hechos gravísimos" que han "obligado" al Ejecutivo de Mariano Rajoy a ejercer sus "responsabilidades". A su entender, eso no puede ser un "desdoro" a la hora de aprobar los PGE. "No veo el argumento intelectual donde está, donde está el mal detrás de este momento", ha concluido.