Catalá rechaza que los magistrados del TC cambien su criterio sobre Cataluña por una llamada del Gobierno

Contador
Rafael Catalá en la sesión de control al Gobierno en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 06/02/2018 18:18:46CET

Reprocha al PSOE que haga este tipo de "insinuaciones" porque hace un "flaco servicio" a la democracia

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha rechazado este martes en el Pleno del Senado que los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) sean tan "volubles" como para cambiar su criterio respecto al recurso presentado por el Gobierno contra la investidura telemática del expresidente de Cataluña Carles Puigdemont con una llamada del Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Así ha contestado el ministro a la pregunta formulada por la senadora socialista María del Carmen Iglesias sobre la intervención "directa o indirectamente" del Gobierno en los nombramientos, ascensos y promociones de jueces y magistrados.

Iglesias ha puesto en duda los recientes nombramientos por parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de los magistrados del Tribunal Supremo Vicente Magro Servet y Fernando Román por su vinculación con el PP, cuando, según ha dicho, "había candidatos mejor posicionados en su especialidad y con mas años de experiencia". El primero de ellos fue senador 'popular', mientras que el otro magistrado ocupó el cargo de secretario de Estado de Justicia durante la etapa de Alberto Ruiz-Gallardón como ministro.

Durante su intervención, la socialista ha afeado al Gobierno utilizar la Justicia para sus intereses. Esto es un "escándalo", ha enfatizado, porque el Ejecutivo no puede estar "al mismo tiempo" presentando un recurso en el TC --"que está en su derecho", ha precisado-- y llamando "por teléfono a los magistrados de ese tribunal para tratar de influenciarles en su decisión".

Con esta afirmación, la senadora ha hecho alusión a las informaciones que aparecieron en los medios de comunicación sobre que el Gobierno contactó con los magistrados del tribunal de garantías para trasladarles la gravedad que supondría permitir que Puigdemont, huido en Bruselas (Bélgica) y contra el que rige una orden de detención si entra en España, fuese investido presidente de Cataluña sin presentarse en el Parlament.

Ante esto, el titular de Justicia ha reprochado a la socialista que manifieste esta insinuación porque hace "un flaco servicio a la democracia". "¿Cree que si se le llama va a cambiar el sentido de su voto. Quién es el magistrado del TC que usted conoce que sea tan voluble en su criterio?", ha preguntado Catalá.

INDEPENDENCIA "REAL" DE LA JUSTICIA

El ministro ha llamado a creer en la independencia "real" de la Justicia y en este sentido ha negado que el Gobierno intervenga de algún modo en el sistema de nombramientos. "Es un sistema propio del CGPJ, de 20 vocales, que tiene sus procedimiento internos (...) el mismo que cuando el Gobierno era del PSOE", ha agregado.

Ha recordado cuando la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, fue nombrada magistrada del Tribunal Supremo y ha asegurado que no cree que esta decisión fuese una "injusticia o una acción del partido (socialista) favoreciendo a alguien". "Creo que es una buena jurista y fue bien nombrada", ha añadido.

Por otro lado, Iglesias, además de recordar que en la última sesión plenaria pidió "explicaciones" sobre el nuevo tribunal de la Audiencia Nacional que juzgará la presunta caja 'b' del PP --pendiente de estudio la recusación al juez Juan Pablo González--, ha aprovechado para recordar otra situación que le hace aseverar que el Gobierno "no respeta la independencia judicial".

Así ha hecho alusión a las declaraciones de Catalá en un programa de televisión en las que afirmó los responsables políticos del proceso soberanista en Cataluña serán "inhabilitados" cuando se dicte auto de procesamiento contra ellos, según se interpreta de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

"En un Estado democrático el ministro de Justicia no puede permitirse decir cómo va a interpretar el Tribunal Supremo la ley y además en qué plazo y con una concreción que cualquier justiciable de a pie querría para sí", ha aseverado la senadora. "Nos podrá contar lo que quiera ministro, pero ¿a quién vamos a creer a usted o a nuestros ojos?", ha concluido.