CCOO y UGT rechazan la fuerza policial en Cataluña y piden diálogo y democracia

Sordo y Álvarez presentan el recorrido de las marchas por pensiones dignas
EUROPA PRESS
Publicado 01/10/2017 21:10:33CET

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CCOO y UGT han acusado al Gobierno y al sistema judicial de haber actuado de manera "represiva" en Cataluña este domingo para impedir el referéndum de autodeterminación, y han advertido de que la solución no es la fuerza policial, sino el diálogo y la democracia.

En un comunicado conjunto, ambos sindicatos han afirmado que "la intervención del Gobierno y del aparato judicial del Estado no ha guardado la proporcionalidad que era exigible y ha mostrado su cara más represiva, contribuyendo con su dureza a incrementar la tensión". "La solución policial no es la solución", ha subrayado.

Tras recordar sus llamamientos de las últimas semanas para que se rebajase la tensión y se buscase una solución negociada antes del 1 de octubre, CCOO y UGT han lamentado que finalmente la Generalitat haya seguido adelante con el referéndum y que el Estado no haya parado las actuaciones jurídico policiales para impedirlo.

"El tiempo dará la perspectiva del fracaso colectivo que estamos viviendo", ha declarado el secretario general de CCOO, Unai Sordo. Por su parte, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha recordado que "este es un conflicto político y necesita soluciones políticas".

NI UNILATERALIDAD, NI VÍA JURÍDICA

Los sindicatos consideran que en Cataluña ha habido "una incuestionable movilización social que expresa, sin género de dudas, la existencia de un conflicto político que no puede conducirse desde la unilateralidad impulsada desde el Govern ni desde visiones exclusivamente administrativas y jurídicas". "Muchos meno cuando al final desembocan en actuaciones puramente policiales que retroalimentan el conflicto", han señalado.

Por eso han reclamado "escenarios de diálogo entre partidos y gobiernos" que conduzcan a la vía de "la negociación, deliberación y democracia". "Volvemos a reiterar el llamamiento a quienes tienen las máximas responsabilidades en ambos lados del conflicto a que desistan de adoptar nuevas medidas que puedan agudizar la confrontación", y de esa manera "sustituir la estrategia de la tensión y el enfrentamiento por la del diálogo y la negociación", han recalcado.