Centenares de barceloneses protestan contra las medidas antivandalismo del Gobierno

Actualizado 14/04/2012 15:08:06 CET

BARCELONA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

Centenares de personas se han concentrado este sábado a las 12.00 horas en la plaza Catalunya de Barcelona para protestar contra las medidas antivandalismo anunciadas por el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, y avanzadas por el conseller de Interior, Felip Puig, tras los altercados de la huelga general en la capital catalana.

Bajo el lema 'Aturem les retallades als drets i llibertats civis' ('Detengamos los recortes en los derechos y libertades civiles'), los manifestantes han señalado que las medidas presentadas por ambos ejecutivos atentan contra derechos como el de reunión, y se han opuesto a endurecer el Código Penal y aplicar la ley antiterrorista.

Los manifestantes han portado pancartas con lemas como 'Con grises, hoy azules, Franco ha vuelto', 'Libertad de protesta' y 'Nos roban, pegan y amordazan', además de diversas banderas republicanas.

A la manifestación, convocada por la Federació d'Associacions de veïns de Barcelona (Favb), se han adherido representantes de formaciones políticas --PSC, ICV, EUiA, ERC y CUP--, sindicatos --CC.OO. y UGT de Barcelona--, y entidades sociales y laborales -- TMB, asambleas locales de 15M y Casal de Joves--.

"NO SON EL CAMINO"

En declaraciones a los medios, el presidente de la FAVB, Jordi Bonet, ha señalado que la concentración es una respuesta ciudadana para demostrar que estas medidas "no son el camino" y "una sociedad más represiva no es necesariamente una menos violenta".

El ex fiscal anticorrupción Jiménez Villarejo ha indicado que es necesario expresar el rechazo a unas medidas "que están destruyendo el estado social de derechos".

Para Villarejo, estas reformas legales supondrían "volver a un régimen aparentemente democrático, en el que después se harían políticas autoritarias".

El secretario general de ICV, Joan Herrera, ha considerado que "equiparar la libertad de movilización a delitos de terrorismo es inaceptable".