CEP tacha de "hipócrita" a Velázquez por usar un avión oficial para ir a Córdoba mientras pide austeridad a los policías

Actualizado 04/03/2011 14:47:17 CET

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Española de Policía (CEP) ha tachado la actitud del Director General de la Policía y de la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, de "bochornosa hipocresía" por utilizar un avión oficial para asistir a la inauguración de dos cuarteles del Instituto Armado en Córdoba y, mientras, pedir a los agentes "austeridad" y "contención" en los gastos.

A través de un comunicado, CEP ha asegurado que el desplazamiento de Velázquez a la ciudad andaluza está alejado de "cualquier urgencia" o "necesidad operativa" de desplazamiento en avión y ha criticado que la Administración General del Estado esté utilizando un "doble rasero", con los altos cargos y con el resto de policías, a la hora de limitar el "despilfarro".

"El desplazamiento del Director General de la Policía y de la Guardia Civil ha sido caro, innecesario y poco comprometido con la austeridad que predica su Gobierno. No es el primero de estas características, pero supone un desprecio y una gravísima irresponsabilidad en tiempos de crisis económica", han destacado desde la asociación policial.

En este sentido, la CEP ha aconsejado a Velázquez visitar las "decenas" de instalaciones policiales que requieren una reforma "urgente", e interesarse en las razones por las que las "carencias" de los vehículos radiopatrullas en "decenas" de ciudades "obligan" a los agentes a "pasear por las calles" o a "prestarse coches" entre comisarías.

Además, le ha instado a que explique "públicamente" las razones por las que el Cuerpo Nacional de Policía "premia" a sus integrantes con unos sueldos que, a su entender, provocarían "bochorno" en "cualquier país de nuestro entorno" cuando son los agentes que se dedican al "combate" contra las manifestaciones criminales "más complejas y peligrosas" de España.

"Los viajes del Mando Único de Policía y Guardia Civil nos salen demasiado caros a los ciudadanos y, quizás más preocupante, ofenden a las decenas de miles de policías y guardias civiles", ha concluido la Confederación Española de Policía.