Cesado por jubilación el embajador en Bangladesh mientras se mantiene a otros veteranos

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Cesado por jubilación el embajador en Bangladesh mientras se mantiene a otros veteranos

 Alfonso Dastis Toma Posesión De La Cartera Que Ocupaba Margallo
EUROPA PRESS
Publicado 21/11/2016 16:46:14CET

La decisión causa extrañeza en sectores de la Carrera por ver disparidad de criterios

MADRID, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno ha cesado al embajador en Bangladesh, Eduardo de Laiglesia, por haber cumplido recientemente la edad de jubilación (70 años), pero mantiene en cambio en sus puestos a otros cinco embajadores que superan la edad máxima y que fueron prorrogados en el cargo bajo el argumento de que un Ejecutivo en funciones no podía cesarles.

En algunos sectores de la Carrera Diplomática ha causado extrañeza que una vez superado el periodo de interinidad, el Gobierno, ya con plenos poderes, no haya cesado a los embajadores prorrogados en su día y que suman al menos cinco casos: Javier Elorza, en Italia; José Ignacio Carbajal, en Rusia; Arturo Spiegelberg, en Guinea Ecuatorial; Joaquín Pérez-Villanueva, en Arabia Saudí y Francisco José Viqueira, en Indonesia.

Un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha explicado a Europa Press que los embajadores, por ser altos cargos, "no se ven afectados" por la regla de jubilación a los 70 años que sí se aplica para el resto de funcionarios.

Por tratarse de un nombramiento discrecional, cesan cuando el Gobierno así lo decide. Por eso, si cumplida la edad de jubilación continúan en sus puestos el tiempo que el Ejecutivo estime oportuno, "no hay ninguna obligación" de informar de esto en el Boletín Oficial del Estado (BOE), añade el portavoz.

Lo cierto es que hasta ahora entre los embajadores se venía cumpliendo la norma no escrita de que los jefes de misión se jubilaban a los 70 años. Hubo una excepción. A finales de 2006, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que por entonces mantenía unas malas relaciones con la Administración estadounidense de George W. Bush, decidió renovar en sus funciones al embajador en Washington, Carlos Westendorp, cuando éste alcanzó la edad de jubilación forzosa como funcionario de carrera.

Esa decisión se publicó en el Boletín Oficial del Estado. Westendorp fue finalmente cesado en julio de 2008, unos meses antes de las elecciones que llevaron a la Casa Blanca al demócrata Barack Obama.

En los casos antes citados de embajadores prorrogados por el Gobierno en funciones, la decisión de mantenerles en sus puestos una vez cumplidos los 70 años no se publicó en el BOE por no considerarse necesario.

Uno de esos embajadores prorrogados, el de Noruega, Antonio López, pidió el cese de forma voluntaria y fue relevado de su puesto en el Consejo de Ministros del 21 de octubre, el penúltimo con el Gobierno en funciones.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies