Ceuta pedirá 79,5 millones para saldar parte de su deuda comercial y rechaza abonar más de mil facturas atrasadas

Palacio de la Asamblea de Ceuta
EUROPA PRESS
Actualizado 11/05/2012 18:00:28 CET

CEUTA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El Pleno de la Asamblea de Ceuta ha aprobado este viernes en Sesión Extraordinaria y urgente con los únicos votos a favor del Grupo Parlamentario Popular solicitar un crédito de 79,5 millones de euros para pagar gran parte de la deuda comercial que acumuló hasta el pasado 31 de diciembre acogiéndose al Plan de Pago a Proveedores impulsado por el Ministerio de Hacienda.

El consejero de Economía del Gobierno local, Guillermo Martínez, ha defendido la conveniencia de concertar la operación asegurando que se trata de una oportunidad "única" para "poner a cero" el contador de la mora del Ayuntamiento, cuyas deudas ha justificado alegando tensiones de Tesorería a causa de la crisis económica y de las "malas previsiones" efectuadas en el capítulo de ingresos "fundamentalmente durante 2011".

El portavoz popular ha cifrado en 2.025 las facturas que fueron registradas antes del 1 de enero y se pagarán con el aval del Estado y en algo más de 1.600 las rechazadas. De éstas, que sumaban un volumen total de más de 30 millones de euros, "un 20%" se saldarán con cargo a los Presupuestos de la Administración para este año.

Martínez ha subrayado que, ante las dificultades existentes para obtener financiación, "poder hacerlo a un interés del 5% e inyectar 80 millones de euros fundamentalmente en las PYMES locales es una oportunidad única".

El portavoz accidental del primer grupo de la oposición en la Asamblea, la coalición Caballas, que ha votado en contra, Juan Luis Aróstegui, ha aprovechado el debate para hacer un "juicio sumarísimo" de la gestión de Juan Vivas al frente de la Ciudad durante la última década, marcada según ha denunciado "por la prevaricación y los intereses electorales como premisa a la hora de gestionar los fondos públicos".

El localista ha afeado al Gobierno local haber priorizado el pago de recibos de "grandes empresas como Urbaser, Dragados, Corsán, Telefónica" en lugar de las de los proveedores locales y ha advertido de que la Administración local deberá reservar 12 millones de euros al año entre 2014 y 2024 para devolver la totalidad del crédito y sus intereses. "Este Ayuntamiento acumula ya, con esta operación, deudas vivas por valor de 385 millones de euros que nos dejan hipotecados para atender las necesidades reales de la ciudad con más paro juvenil, infravivienda, fracaso social y población por debajo del umbral de la pobreza de España", ha criticado.

El diputado socialista José María Mas, que se ha abstenido, por su parte, ha reprochado al PP el haber "ocultado" la deuda real de la Ciudad "durante años" y ha enfatizado que "el 42% de los pagos que se van a realizar ahora se encargaron sin consignación presupuestaria".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies