El CGAE expresa su "decepción" por la prolongación de la moratoria a trabajadores rumanos y búlgaros

 

El CGAE expresa su "decepción" por la prolongación de la moratoria a trabajadores rumanos y búlgaros

Actualizado 22/01/2008 18:06:50 CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Subcomisión de Extranjería del Consejo General de la Abogacía Española (CGAE) expresó hoy "su más profunda decepción" por la reciente decisión del Consejo de Ministros de no levantar la moratoria en el disfrute de derecho al trabajo por cuenta ajena de los ciudadanos rumanos y búlgaros, miembros ya de la Unión Europea desde hace un año.

El pasado diciembre de 2006, el Gobierno decidió sumarse a los países de la Unión Europea que, ante la entrada efectiva de Rumania y Bulgaria, establecían un plazo inicial de dos años para poder disfrutar de la libre circulación de trabajadores por cuenta ajena que los Tratados reconocen, explica la asociación en una nota de prensa.

Dicha medida se adoptó con la promesa de que a finales del 2007 se revisaría su vigencia. "Durante este año, la tramitación de certificados, permisos, autorizaciones, etc. para estos colectivos, ha estado presidida por la confusión, la tardanza y el caos en la tramitación, sin que se haya materializado en objetivo concreto alguno, y sin que se haya producido tampoco avalancha migratoria alguna", indica la nota de prensa.

En opinión de la Subcomisión de Extranjería del CGAE, el mantenimiento de esta restricción de derechos supone que el conjunto de los ciudadanos de estas nacionalidades, que tienen reconocido el derecho a residir sin restricciones, para poder trabajar por cuenta ajena deben someterse a trámites administrativos sin otra finalidad que la de desincentivar su contratación legal.

Por ello, el CGAE considera que el mantenimiento de esta situación sólo servirá para alimentar la economía sumergida, aumentar las dificultades administrativas de los extranjeros sobrecargando a las Oficinas competentes con más trámites inútiles, dificultar la integración social de importantes colectivos y restringir formalmente derechos que sin embargo se tienen reconocidos materialmente.

La moratoria en el definitivo reconocimiento del derecho al trabajo de los ciudadanos de estos dos países de la Unión Europea sólo afecta al trabajo por cuenta ajena, por lo que muchos de ellos se ven obligados a asumir el papel de falsos autónomos, con lo que ello conlleva de minoración de sus derechos, añade la nota de prensa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies