El CGPJ eleva a cinco meses la suspensión a la juez de Motril (Granada) que retrasó adrede un juicio contra su ex pareja

Actualizado 24/10/2007 16:26:27 CET

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Pleno del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó hoy suspender durante cinco meses en el ejercicio de sus funciones a la titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Motril (Granada), Adelina Entrena, por haber abusado de su condición de juez para ralentizar la celebración de un juicio contra su ex pareja por la denuncia que ella misma interpuso contra él por amenazas y lesiones, informó la institución.

El órgano de gobierno de los jueces, que incrementa así en dos meses la propuesta de sanción que el pasado día 17 acordó por unanimidad la Comisión Disciplinaria, considera que la juez ha cometido "una falta muy grave" contemplada en el artículo 417.3 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, ya que utilizó su cargo para obtener un "trato favorable e injustificado".

La sanción que se impone a Entrena es, no obstante, inferior en un mes a la solicitada por el Servicio de Inspección, que era de seis meses y un día de suspensión y cuya aplicación hubiera supuesto que quedara apartada de la Carrera Judicial. Según la Inspección, Entrena intentó favorecer a su ex pareja "sustrayendo el procedimiento de la normal tramitación que venía acordada con el objeto de ralentizarlo".

Tras la denuncia por amenazas y lesiones sufridas por ella y por su hija, la magistrada se abstuvo de tramitar la causa contra su ex pareja. El juicio por los hechos se suspendió en dos ocasiones, la última el pasado 30 de agosto por incomparecencia de la magistrada, quien remitió una nota a la secretaria judicial en la que, tras justificar su ausencia, pedía que la causa se pusiera "a la cola de los demás juicios" por violencia doméstica.

"GRACIAS, TU JUEZA"

La nota decía textualmente: "Al final no voy. Dile al juez y haz constar que por diligencia telefónica te he comunicado que mi hija no se encontraba bien. Que tiene los exámenes mañana y que aportaré un parte médico. Luego lo transformas en su caso en un procedimiento ordinario y lo pones a la cola de los demás juicios. No pongas fecha hasta hablar conmigo, ya que la citación sería sólo para Jorge (su ex pareja), V. (su hija) y yo. Gracias, tu jueza".

Tras abrirse una información al respecto, la juez Entrena alegó en su defensa que redactó la nota después de que su hija sufriera un ataque de angustia y que señaló que el asunto debía ser transformado en procedimiento ordinario porque se había pasado el tiempo previsto en la ley para su celebración como juicio rápido. Añadió que, como el juicio le correspondería a su sustituto, insistió en no fijar fecha para poder consultarla con éste.

"No llego a comprender como un hecho tras intrascendente, con tan poca intencionalidad y sobre todo siendo de todo punto inconsciente de las repercusiones que podía tener esa ingenua nota haya desembocado en este desagradable incidente", indicó la magistrada, quien atribuyó a la "inmadurez" del juez sustituto que remitiera la nota a la Audiencia Provincial de Granada.

Según esta nota, el juez sustituto realizó aquella acción "pensando que la misma tenía un contenido que no se ajusta a la realidad, sin siquiera haberme comentado nada al respecto, desconociendo la suscribiente estos hechos hasta el día siguiente al acudir a mi despacho y exponérmelos la señora secretaria".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies