Chacón defenderá esta semana en el Congreso la Ley de Derechos y Deberes de los Militares, ante el veto de UPyD

Actualizado 11/12/2010 12:30:27 CET

El PP adelanta que presentará muchas enmiendas parciales para evitar la "imprecisión jurídica" y las "lagunas" en el capítulo de derechos

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Defensa, Carme Chacón, defenderá el próximo jueves en el Pleno del Congreso de los Diputados el proyecto de Ley Orgánica de Derechos y Deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas, ante la enmienda de totalidad presentada por la diputada de Unión Progreso y Democracia (UPyD), que considera que el texto elaborado por el Gobierno es "impreciso, repleto de lagunas y elaborado con muchos prejuicios".

UPyD, integrado en el Grupo Mixto, ha sido el único partido político que ha solicitado a la Cámara Baja que devuelva al Gobierno el proyecto de ley, aprobado el pasado mes de julio en Consejo de Ministros. Después del previsible fracaso del veto del partido de Rosa Díez, el resto de partidos presentarán sus enmiendas parciales al texto el próximo mes enero.

Con esta ley, el Ejecutivo pretende "actualizar" la regulación de los derechos fundamentales y libertades públicas de los miembros de las Fuerzas Armadas, para "adecuarla a la realidad social". Las novedades más relevantes, y así lo reconoce el Gobierno, son la regulación del derecho de asociación, la creación del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas y del Observatorio de la vida militar.

La ministra de Defensa aprovechará su comparecencia esta semana para defender el proyecto, aunque, según ha señalado públicamente en varias ocasiones, el Ejecutivo quiere que el texto resultante sea fruto del "más amplio consenso político y social".

De hecho, fuentes del Grupo Socialista en la Cámara Baja han asegurado a Europa Press que están "abiertos" a introducir cambios en algunas de las cuestiones que han recibido importantes críticas por parte de los militares. En concreto, han asegurado que están dispuestos a modificar algunos aspectos relativos al capítulo de libertades profesionales.

Según estas fuentes, las "líneas rojas" que los socialistas no quieren traspasar son las referentes al Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, su composición y poder de decisión. Para el PSOE, el papel de este órgano de representación es muy "importante" como "interlocutor" de los ejércitos.

EL PP VE "MUCHAS IMPRECISIONES JURÍDICAS"

Por su parte, el Partido Popular tampoco votará a favor de la enmienda de totalidad de UPyD, aunque aprovechará el debate para "fijar bien la posición" de su Grupo Parlamentario, que está dispuesto a alcanzar el "máximo acuerdo" para aprobar esta ley, pero que ya adelanta que presentará "muchas enmiendas" parciales.

Fuentes de este grupo han explicado a Europa Press que el PP considera que el proyecto presentado por el Ejecutivo adolece de "muchas imprecisiones jurídicas" que pueden dar lugar a situaciones de "falta de garantías".

En opinión de los 'populares', hay cuestiones relativas a los derechos profesionales de los militares que deben ser "precisadas", ya que son temas que "afectan a la vida diaria" de muchas familias, que, por ejemplo, están muy sujetas a la movilidad de los miembros de los ejércitos.

Además, al PP le "preocupa" el modo en que se acabe de regular lo que considera el "núcleo" y "origen" de esta ley, que es el derecho asociativo de los militares, ya que en su redacción actual predomina la "indefinición" del modo en que se acredite la representatividad de las asociaciones de militares.

A juicio del principal partido de la oposición, si el proyecto de ley sale adelante con las actuales "lagunas" en el capítulo de derechos fundamentales y con las "ambigüedades" en lo referente a la representatividad de los militares, se corre el riesgo de que la ley "no valga para nada" e incluso suponga un "retroceso".

El resto de partidos también han expresado su voluntad de que esta ley salga adelante, aunque presentarán propuestas de modificación. Así, fuentes de CiU han asegurado a Europa Press que sus reivindicaciones irán orientadas a una "mayor expresión de la libertad de opinión y de reunión".

Igualmente, el diputado de IU, Gaspar Llamazares, aseguró ayer en el Congreso que, dado que la iniciativa partió de su formación, intentará que salga adelante, aunque subrayó que la redacción del Gobierno no colma sus pretensiones, por lo también presentarán enmiendas parciales".

En su enmienda a la totalidad, UPyD denunciaba que el texto del Gobierno está "impregnado del inmovilismo de ciertos sectores de presión e influencia que no están dispuestos a que las cosas cambien de verdad en el Ejército".

La formación liderada por Rosa Díez sostiene que el proyecto de ley "no recoge las inquietudes y necesidades reales" de los miembros de las Fuerzas Armadas, ni tampoco "establece bases de modernización legal, social, participativa y asociativa para un Ejército moderno". En su opinión, el Gobierno ha querido "maquillar un problema latente y actual" y ha articulado un documento legislativo "para intervenir y controlar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies