Chaves mantiene que, ahora que Solbes conoce "exactamente" la Ley de Vivienda andaluza, cree que es "razonable"

Actualizado 19/09/2007 14:48:21 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, mantuvo hoy que cuando el ministro de Economía y Hacienda y vicepresidente segundo, Pedro Solbes, mostró ciertas reticencias sobre el anteproyecto de Ley de Derecho a la Vivienda se debía a que "no le había dado tiempo a conocer exactamente la propuesta". Sin embargo, una vez explicada la medida andaluza, Solbes "me trasmitió que estaba de acuerdo y que era razonable", aclaró.

Durante su participación en los 'Desayunos Informativos de Europa Press', el dirigente autonómico mantuvo que los detractores de la medida que pretende garantizar el acceso a una vivienda a las familias que tengan unos ingresos mensuales inferiores a 3.000 euros no han hecho una "crítica seria y rigurosa" sino "bastante demagogia" ya que, a su juicio, "decir que el 94 por ciento de los ciudadanos andaluces van a verse favorecidos porque se les va a dar una casa es decir una barbaridad" es lo mismo que decir que "hay siete millones de andaluces que viven en la calle, en chabolas o en tiendas de campaña, o que, incluso los propios recién nacidos tienen derecho de acceso a la vivienda".

Preguntado sobre la subida de las hipotecas, el presidente del PSOE recordó que este "problema" se debe al "inusitado" precio de la vivienda que, a su juicio, "se gestionó durante los ocho años de gobierno del PP" y "como consecuencia de la ley de 1998, que "fue el punto de partida de las alzas de precio en esta materia". Así, recordó que si el tipo de interés se encuentra actualmente por encima del 4 por ciento, en el año 2000 estaba "muy por encima" del 5 por ciento, frente a lo que el Gobierno 'popular' "no adoptó ninguna medida".

Por otro lado, el presidente autonómico aseguró que respeta "profundamente", pero no comparte, la medida del Ayuntamiento de Sevilla de cobrar un 50 por ciento más de impuestos municipales a las viviendas que permanezcan desocupadas y que pretende gravar los pisos vacíos para fomentar el alquiler. Chaves reconoció que "el Ayuntamiento tiene autonomía para adoptar las medidas que crea necesarias" pero sostuvo que la política de la Junta de Andalucía "no va por esa dirección".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies