Chaves ve "perfectamente complementarias" las medidas de Junta y Gobierno sobre vivienda y niega "electoralismo"

Actualizado 19/09/2007 12:27:20 CET

MADRID, 19 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, defendió hoy que el anteproyecto de Ley del Derecho a la Vivienda que ha empezado a tramitar el Ejecutivo andaluz y las medidas para favorecer el alquiler de viviendas anunciadas ayer por el Gobierno central son "perfectamente complementarias". Además, rechazó las acusaciones de "electoralismo" de la oposición por adoptar medidas sociales en el tramo final de la legislatura y se preguntó "qué tiene de malo que se formulen propuestas para que los ciudadanos se pronuncien como estimen oportuno" en las urnas.

El debate generado por el anteproyecto de Ley del Derecho a la Vivienda, por el que la Junta pretende garantizar el acceso a una vivienda protegida, ya sea en régimen de venta o alquiler, a familias residentes en Andalucía que carezcan de ella y tengan una renta familiar inferior a los 3.000 euros brutos mensuales, fue uno de los ejes centrales del discurso inicial de Chaves en los 'Desayunos Informativos' de Europa Press que, patrocinados por Telefónica, Sun Microsystems, Banif y Thomson Aranzadi, contaron con la presencia de los ministros de Administraciones Públicas, Elena Salgado; y Sanidad, Bernat Soria, además del presidente del Senado, Javier Rojo, el presidente de Castilla La Mancha, José María Barreda, y el secretario de Organización del PSOE, José Blanco.

El también presidente del PSOE defendió que "no tiene ningún sentido que, por la proximidad, más o menos cercana, de una convocatoria electoral, convirtamos estos períodos en tiempos estériles, inhábiles para la acción del gobierno y, por ende, nada productivos desde el punto de vista de la ciudadanía", sino que, por el contrario, "el deber de un gobierno es siempre gobernar, desarrollar su programa, cumplir sus compromisos, responder de la mejor manera posible a las demandas y las necesidades que, en cada momento, tiene la sociedad".

En su opinión, resulta "muy llamativo" el rechazo de la oposición a las medidas que se adoptan en el tramo final de legislatura porque atender esa demanda "conduciría a la parálisis o a la inactividad del gobierno de turno". "¿A algún empresario se le ocurriría suspender las operaciones de una firma porque tuviera que someterse, a los siete u ocho meses, a la Junta General de Accionistas?", se preguntó Chaves, que avanzó que, "con toda legitimidad, este final de legislatura va a ser particularmente intenso, en España y en Andalucía".

"HIPOCRESÍA" DE LA OPOSICIÓN

En la misma línea, el jefe del Ejecutivo andaluz calificó como "paradójico" que se acuse de electoralismo a Rodríguez Zapatero por adoptar nuevas medidas de carácter social "cuando nadie que haga un análisis honesto puede negar que las políticas sociales son un componente esencial del Gobierno desde su mismo inicio", con decisiones como "subida de las pensiones mínimas, del salario mínimo, aumento de las becas, Ley de Igualdad, Ley de Dependencia".

Tras señalar que percibe "mucha hipocresía" en las acusaciones de electoralismo que ha recibido por el anteproyecto de Ley del Derecho a la Vivienda, Chaves se preguntó "qué tiene de malo que se formulen propuestas al electorado para que se pronuncie como estime oportuno" en las urnas y puso de manifiesto que "a veces tengo la impresión de que algunas acusaciones generalizadas de electoralismo esconden, en realidad, una gran desconfianza hacia la madurez del electorado y a su capacidad de discernir y, por tanto, elegir adecuadamente".

El presidente de la Junta, que lamentó haber comprobado la "persistencia de prejuicios" hacia Andalucía que no tienen que ver con su realidad actual por el anteproyecto de Ley del Derecho a la Vivienda, se mostró convencido de que "la razón de la gran repercusión de esta iniciativa es que responde de forma clara y positiva a una preocupación real de los ciudadanos", que consideró "fundada porque en los ocho años anteriores a esta legislatura, los precios de la vivienda tuvieron un incremento del 110%, y crecían en 2004 a un ritmo vertiginoso del 20% anual".

"Hoy, esas subidas se han moderado, pero es innegable que el precio de las viviendas libres continúa siendo inasequible para muchos ciudadanos de rentas bajas y medias", prosiguió Chaves, que recordó que el objetivo de la futura Ley andaluz es "garantizar el acceso a una vivienda protegida, ya sea en régimen de venta o alquiler, a familias residentes en Andalucía que carezcan de ella y tengan una renta familiar inferior a los 3.000 euros brutos mensuales", un tope no fijado "caprichosamente" por la Junta, sino que es el establecido actualmente por el Plan Nacional de Vivienda para los beneficiarios de viviendas protegidas.

LEY "NI AISLADA NI IMPROVISADA"

Indicó además que la nueva Ley "no es una medida aislada ni improvisada", sino la "continuación de un trabajo sostenido" en los últimos años que ha llevado a la Junta a fijar una reserva obligatoria destinada a la construcción de vivienda protegida del 30% de los nuevos suelos residenciales y a marcar los parámetros de un "desarrollo equilibrado y sostenible para nuestras ciudades" en el Plan de Ordenación Territorial de Andalucía (POTA).

En su opinión, el objetivo previsto en la nueva Ley de que en los próximos diez años se construyan en Andalucía 700.000 viviendas, de las cuales 300.000 sean de protección oficial, es "ambicioso, pero perfectamente asumible en la medida que se actúe coordinadamente desde la Administración Autonómica, el Gobierno de la Nación, los ayuntamientos, las entidades financieras y los promotores privados", para lo que la Junta ha propuesto "un gran Pacto por la Vivienda protegida" para conseguir la "confluencia de esfuerzos de todos los agentes e instituciones implicadas".

"Esa coordinación se está produciendo de forma muy satisfactoria con el Gobierno de la Nación. Tenemos una muy fluida relación con el Ministerio de la Vivienda y, de hecho, tanto nuestra iniciativa como las medidas anunciadas ayer por el presidente del Gobierno, no sólo son perfectamente complementarias, sino que están diseñadas desde la complementariedad, facilitando así el cumplimiento de una y otra medida", subrayó Chaves, que aprovechó para recordar que el coste económico que supondrá la futura Ley andaluza para las arcas de la Junta "será perfectamente asumible por la Administración Autonómica y ya en los próximos Presupuestos incluiremos partidas necesarias para su puesta en marcha".

Por último, el presidente de la Junta cerró su intervención garantizando que "haremos la Ley, porque es necesaria, porque es posible y porque está dentro de nuestras competencias, y la hacemos ahora porque estamos desarrollando el artículo 25 de nuestro Estatuto del que se cumplen hoy apenas seis meses desde su entrada en vigor". "Y el año que viene, 2008, esa Ley estará en vigor, porque nosotros somos de los que cumplimos lo que decimos", concluyó Manuel Chaves.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies