PP dice que no cabe en la cabeza que haya un solo policía capaz de traicionar a sus compañeros sin una orden

Ignacio Cosidó
COSIDÓ/FLICKR
Actualizado 26/01/2011 13:42:08 CET

Cosidó apunta a la responsabilidad política de Rubalcaba aunque no entra en cuestiones penales porque eso lo dirimen los jueces

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la Comisión de Interior del PP en el Congreso, Ignacio Cosidó, ha dicho que "no cabe en la cabeza que haya un solo policía o guardia civil que sea capaz de traicionar a todos sus compañeros" sin que de por medio haya una orden política por lo que la "responsabilidad" del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, es "directa", en relación con el presunto 'chivatazo' policial que frustró una operación contra la trama de extorsión de ETA en 2006.

"No cabe en la cabeza que haya un solo policía o guardia civil que sea capaz de traicionar a todos sus compañeros. Si eso se ha producido es porque hay una orden política y la responsabilidad política de Rubalcaba es directa", ha sentenciado Cosidó este miércoles, en declaraciones a Telemadrid recogidas por Europa Press.

En este sentido, ha insistido en que el PP tiene "la convicción" de que "no hay un policía en España que sea capaz de hacer eso sino tiene una orden directa de sus mandos políticos porque ETA ha causado muchas victimas mortales, por desgracia, en nuestra sociedad, pero quién más ha pagado son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

Al ser preguntado sobre si Rubalcaba habría incurrido en un presunto delito de colaboración con banda armada, en caso de que se demostrara que el ministro es la X del 'caso Faisán', ha contestado que "las responsabilidades penales las tienen que dirimir los jueces".

"Hay un proceso abierto en la Audiencia Nacional (AN) y nosotros siempre hemos manifestado nuestra total confianza y apoyo a la acción de la Justicia", ha recalcado. Así, ha manifestado que su obligación es "exigir las responsabilidades políticas".

Para Cosidó, "existe una responsabilidad política en un ministro bajo cuyo mando se produce algo que es absolutamente inédito en la lucha contra el terrorismo, que es la delación de funcionarios policiales a una banda terrorista". "Es un hecho de tal gravedad que exigirá la asunción de una responsabilidad política", ha remarcado.

"NO ES NI UNA CONJETURA NI UNA OPINIÓN"

Además, el diputado 'popular' se ha reafirmado en que "no es ninguna teoría" que Rubalcaba fuera nombrado, con el consentimiento de ETA, ministro del Interior para gestionar el proceso de paz. "No es ni una conjetura ni una opinión. Es una constatación de algo que figura en un sumario judicial", ha subrayado.

"En las conversaciones de miembros de la banda terrorista ETA, interceptadas por la Policía a partir de orden judicial y que figuran en sumarios judiciales, ellos consideran que es un hecho positivo para ese proceso de negociación porque ven que Alfredo Pérez Rubalcaba puede llevar a buen puerto la negociación política con la banda terrorista", ha argumentado.

Finalmente, ha declarado que tiene la "convicción política" de que el 'chivatazo' a ETA fue una muestra de buena voluntad por parte del Gobierno en medio del proceso de negociación. "Había que tener un cierto grado de entendimiento con la banda terrorista y es muy difícil descontextualizar el 'chivatazo' del 'caso Faisán' de ese proceso de negociación", ha enfatizado.

"Para mí existe una vinculación clara entre ambas cosas. Por eso estamos convencidos de que existe una responsabilidad política por parte del actual ministro del Interior y vicepresidente primero del Gobierno, que era el ministro del Interior en el momento en el que se produjo el 'chivatazo'", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies