Cientos de niños ofrecen sus flores a San Fermín en el día de las fiestas dedicado a los más pequeños

 

Cientos de niños ofrecen sus flores a San Fermín en el día de las fiestas dedicado a los más pequeños

Actualizado 10/07/2006 15:02:42 CET

PAMPLONA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Cientos de niños de todas las edades, padres y abuelos se reunieron esta mañana frente a la iglesia de San Lorenzo con motivo de la ofrenda infantil a San Fermín. Ramos de claveles blancos y rojos, rosas y margaritas fueron entregados al patrono entre jotas y cánticos.

Al son de las campanas y con 'vivas' y 'goras', los pamploneses recibieron al santo en un acto presidido por la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina.

Decenas de padres estaban encantados de acudir a la ofrenda con sus hijos, desde los que llevaban más de cuarenta años asistiendo como quienes iban por primera vez, como Miguel Javier Igea, de Rentería: "Es la primera vez que vengo y la verdad es que es un acto muy bonito, nos hace mucha ilusión venir, sobre todo, por los niños", apuntó.

El párroco que ofició la ceremonia destacó que "la familia es el lugar donde se transmiten los valores y, en estos momentos, el valor es la devoción a San Fermín" y añadió que "no hay que olvidar que las fiestas se celebran también en honor a San Francisco Javier en su 500 aniversario". También tomó la palabra Jesús Labari, párroco de la iglesia de San Lorenzo, quien indicó que "los niños sois lo más hermoso y, por eso, sobre todo en este día, San Fermín os acoge".

A continuación, un grupo de chicos y chicas de Pamplona y de otros lugares de Navarra leyeron las plegarias y pidieron, entre otras cosas, por la paz, por las víctimas de atentados y guerras, por los padres, madres y abuelos, "que tanto hacen por nosotros" y por unas buenas fiestas.

El vicario general de la diócesis, Luis Oroz, indicó que "la familia cristiana transmite la fe a sus hijos cuando los padres rezan con ellos y les acompañan a actos religiosos como éste" y pidió a San Fermín y a San Francisco Javier "el don del amor para todas las familias, padres, madres, hijos y abuelos".

Antes de la ofrenda, todos los niños, con el ramo de flores levantado, entonaron la canción: "A San Fermín pedimos por ser Nuestro Patrón, nos guíe por la vida dándonos su bendición".

Después de ofrecer los cientos de ramos al Santo, niños y mayores desfilaron con la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, bandas de música y fanfarres hasta la Plaza del Castillo. Más tarde, los más pequeños pudieron disfrutar, como todas las mañanas, de actuaciones y atracciones infantiles en la Plaza Conde de Rodezno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies