Cifuentes cree que el "pulso" de la Generalitat al Estado ha llegado al "esperpento máximo" con la ley de desconexión

Cristina Cifuentes
RNE
Publicado 10/07/2017 11:08:44CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha considerado este lunes que el "pulso" de la clase política dirigente de Cataluña al Estado ha llegado al "esperpento máximo" con ley de desconexión y niega la existencia de un debate en el seno del PP sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

En declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, Cifuentes ha dicho que "no puede ser que una parte de España decida sobre algo que nos afecta a todos pos igual". "Es evidente que ese pulso que lleva ya años echando la clase política dirigente a todos los españoles, instituciones y al propio Estado cada vez va a más y con ese momento de la anunciada ley de desconexión parece que hemos llegado al esperpento máximo", ha sostenido.

La dirigente popular ha confiado en el Estado de Derecho, que tiene "mecanismos suficientes para poder hacer que se cumpla la legalidad" y ha negado que haya un debate en el seno del PP sobre la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española.

Aplicarlo o no es algo que corresponde determinar al Gobierno, ha señalado la popular, quien ha precisado que se puede aplicar de manera gradual y tiene una tramitación.

En este punto, ha destacado que el Gobierno está tratando de hacer cualquier decisión que afecte a Cataluña "debe ser tomada con el mayor acuerdo posible" sobre todo en este momento en que "por parte de los partidos que buscan la independencia están provocando permanentemente al gobierno para que tome una medida de fuerza".

En su opinión, hay que intentar llegar a cuerdos con otros partidos" aunque "no es fácil porque Podemos está en el extremo y PSOE no sabemos lo que piensa".

Preguntada por la oportunidad de cambiar la Constitución, ha dicho que "la Constitución, como todas las leyes, se tiene que adaptar", pero ha considerado que hay que saber "a dónde se quiere llegar". A su juicio, "plantear una reforma sin establecer de manera clara cuáles son los objetivos entraña cierto peligro".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies