Cifuentes insiste en que la PAH debería desvincularse del entorno de ETA y cree que no debería meterse en política

Actualizado 25/03/2013 13:30:24 CET

Cosidó advierte de que la Policía no va a tolerar actitudes violentas como el escrache

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, ha insistido este lunes en que la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) debería desvincularse de actos de apoyo al entorno de ETA y ha añadido que este colectivo no debería meterse en política, sino limitarse a ayudar a las personas que han sufrido algún desahucio.

"La PAH debería aclarar por qué apoya una manifestación de apoyo a los presos de ETA", ha dicho la delegada del Gobierno en relación a la adhesión de este colectivo a la manifestación en favor de los internos terroristas del pasado mes de enero junto a otras asociaciones.

Cifuentes ha mostrado igualmente su rechazo a que "Bildu apoye a la PAH". "Esa comunión de ideas no es positiva. Los responsables deberían desvincularse. En este caso apoyaron una manifestación a favor de los presos de ETA", ha reiterado al ser preguntada por los medios de comunicación.

Ha definido a la PAH como un "colectivo formado por gente de procedencia diferente que trabajan para ayudar a personas desahuciadas, unas veces con medidas más acertadas y otras menos", por ello ha criticado que "entren en política". "Están para ayudar a quienes han sufrido un desahucio", ha defendido.

Preguntada acerca de la práctica conocida como "escrache" consistente en perseguir a dirigentes políticos, Cifuentes ha asegurado que "no es tolerable" y que "los diputados tienen que poder votar en libertad". Pese a todo ha mostrado su confianza en que se trate "hechos aislados" y no cree que sea necesario que la Fiscalía actúe de oficio contra sus integrantes.

Cifuentes ha hecho estas declaraciones durante una rueda de prensa ofrecida en el complejo policial de Canillas donde ha explicado los detalles de una operación policial junto al director general de la Policía, Ignacio Cosidó.

Cuestionado acerca de las medidas que adoptará la Policía para combatir el escrache, Cosidó ha declarado que no la coacción ni las amenazas tienen cabida en el sistema democrático, por lo que se adoptarán todas las medidas para que ningún ciudadano pueda sufrir violencia. En ningún caso se van a permitir actitudes violentas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies