El CIS señala que la demanda de un "cambio radical" del Estado autonómico ha crecido 8,5 puntos desde 2009

Centro De Investigaciones Sociológicas
EUROPA PRESS
Actualizado 17/01/2018 20:23:05 CET

En Cataluña el 44% quiere mantener el modelo, aún con retoques, pero los partidarios de permitir la independencia llegan ya al 35%

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El presidente del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), Cristóbal Torres, ha destacado este miércoles que la reclamación de un "cambio radical" en el Estado Autonómico, ya sea para abolir las autonomías o para darles la oportunidad de convertirse en Estados independientes, se ha incrementado 8,5 puntos en los últimos diez años, según se desprende de las series sobre este tema que tiene esta institución en su banco de datos.

Torres ha centrado su intervención ante la Comisión para la evaluación y modernización del Estado Autonómico en explicar cómo ha evolucionado la opinión de los españoles sobre la necesidad de introducir cambios en el modelo autonómico en los últimos años.

Para ello se ha basado en las respuestas que dan los encuestados ante las distintas opciones de organización del Estado que les ofrece el CIS en sus barómetros mensuales desde julio de 2012 y en las que dieron de forma menos lineal en distintos estudios desde 2009 y en algunos casos desde 1984.

La opción preferida siempre ha sido la de no hacer cambios, que en 2009 era compartida por el 39,9% y el pasado mes de diciembre se situó en el 37,8%, con una caída de diez puntos en verano de 2012, en el momento más álgido de la crisis económica, pero con una recuperación posterior. De hecho, desde 2015, ha oscilado entre el 35 y 38%.

ABOLIR LAS AUTONOMÍAS, SEGUNDA OPCIÓN

La segunda fórmula con más apoyo es la de un único gobierno central sin autonomías, que arrancó en 2009 con un 12,1%, se dobló con la crisis hasta el 25%, a partir de ahí comenzó a caer y desde entonces se sitúa en torno al 17-18%.

El incremento de las competencias autonómicas se coloca como tercera opción con un 16%, 3,2 puntos menos que en 2009, mientras que los que piden un recorte de competencias han pasado del 15,3% de 2009 al 9,5% actual, aunque también repuntó con la crisis hasta el 20%.

La opción de reconocer a las comunidades la posibilidad de convertirse en Estados independientes inició la serie con un 6,7% y tras incrementarse durante la recesión, ahora está en el 9,4%.

Entrando ya en la interpretación de todos estos datos, el presidente del CIS ha destacado que dos terceras partes de los españoles (63,3%) quieren mantener el sistema autonómico --aunque apuesten por reducir o aumentar competencias o no hacer cambio alguno--, frente a una cuarta parte (27,3%) que apuesta por un modelo "radicalmente distinto", ya sea mediante la liquidación de las autonomías (17,9%) o abriendo la puerta a la autodeterminación (9,4%).

En este sentido, ha puesto de relieve que los defensores de estos cambios radicales han crecido 8,5 puntos desde 2009, al pasar del 18,8% al 27,%, es decir de una quinta a una cuarta parte de los entrevistados, mientras que los partidarios de mantener el modelo autonómico, aunque se hagan cambios puntuales, han bajado 11,1 puntos (74,4% en 2009 al 63,3% actual).

En el caso concreto de Cataluña, en abril de 2009 los proclives a mantener el Estado autonómico, aun con reformas, sumaban dos terceras partes y en estos momentos está en el 44%. Eso sí, Torres ha reconocido que en esta comunidad, como en el País Vasco, los defensores de la posibilidad de la independencia son muy superiores a los de otros territorios.

En concreto, en los barómetros de 2009 los catalanes que apoyan la autodeterminación representaban el 19%, pero en la última encuesta preelectoral, que fue telefónica y con una muestra distinta, ese porcentaje llegó al 35%, 16 puntos más, los mismos que habían bajado los defensores de dar más competencias a las comunidades.

LA IDENTIDAD ESPAÑOLA NO SE RESIENTE

Torres también se ha referido a la serie histórica del CIS sobre el sentimiento identitario, que refleja que la mitad de los encuestados se siente tan español como de su comunidad, situándose en segundo lugar el 15,2 que se siente "únicamente español" un porcentaje que ha crecido desde el 8,9% con el que arrancó la tabla en 2006.

Un 11,1% se reconoce más de su comunidad que español, casi siete puntos menos que al inicio de la serie, mientras que sólo un escaso 6% dice sentirse más español de que de su comunidad o únicamente de su territorio.

Según Torres, estas cifras evidencian que el paso del tiempo y la consolidación del modelo autonómico no ha supuesto un deterioro de la identidad española, puesto que 75,6% ahora se siente tan español como de sus comunidades y un 54% más español de que su territorio.

En la sesión vespertina este miércoles también ha comparecido el presidente del Instituto Nacional de Estadística (INE), Gregorio Izquierdo, quien se ha limitado a hacer un repaso estadístico de cómo ha cambiado España en el plano demográfico, económico y social desde 1978.