CiU pide a Montilla que "no tire la toalla" en la negociación de la financiación

ep
Actualizado 16/08/2008 18:47:53 CET

BARCELONA, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario general de CDC, Felip Puig, advirtió hoy de que el presidente de la Generalitat, José , "está tirando la toalla" en la negociación del nuevo sistema de financiación autonómico y le emplazó a que "se mantenga firme en la unidad de acción" de los partidos catalanes.

En declaraciones a Europa Press, Puig dijo que tras el 9 de agosto, fecha en la que tenía que haber un acuerdo sobre financiación, el próximo "escenario clave" es el de los Presupuestos Generales del Estado (PGE). "Es la única fuerza que tiene Catalunya", afirmó Puig, por lo que, si no se utiliza, no se obtendrá una buena financiación para Catalunya.

Por ello, reclamó al presidente catalán que "no se pliegue" al PSOE ni a sus 'barones', algo que "sería preocupante". "No es el momento de dudar, de aflojar, sino de mantenerse firmes".

Según él, Montilla tiene que manifestar si el PSC defiende los intereses de Catalunya o se pone al lado del PSOE. "El catalanismo del PSC está en juego en la aprobación de los presupuestos", concluyó.

La financiación autonómica es importante para reducir el déficit fiscal catalán, sobre todo en tiempos de crisis como la actual, según el dirigente convergente.

MONTILLA SE MANTENDRÁ "FIRME".

Por su parte, desde el PSC no se quisieron valorar las informaciones que apuntan a que Montilla ha asegurado su voto a los PGE. Fuentes del partido consultadas por Europa Press no quisieron entrar en "especulaciones" y se remitieron a la Ejecutiva del 25 de agosto, donde los socialistas catalanes aclararán su posición.

Igualmente, fuentes del Gobierno explicaron a Europa Press que Montilla "no ha tirado la toalla", sino que considera que ahora hay que "negociar, negociar y negociar", sobre todo a la vuelta de las vacaciones, en lugar de entrar en "declaraciones de verano".

Montilla quiere "rebajar el tono" de las declaraciones de los últimos días, ya que la "escalada verbal" hace "difícil" la negociación, por lo que pretende "evitar la confrontación" y no valorar todo lo que se publica sobre la cuestión.

El presidente pretende negociar "de forma constructiva" y sin vincularla a la aprobación de los PGE. De hecho, según las mismas fuentes, el presidente catalán "nunca" ha vinculado ambas cuestiones ni ha hablado del presupuesto con el PSOE o el Gobierno español.

No obstante, seguirá manteniéndose "firme" en la defensa de la financiación "justa" que Catalunya necesita, ya que la propuesta presentada por el ministro de Economía y Finanzas, Pedro Solbes, es "demasiado genérica", por lo que "no se puede decir ni sí ni no", sino que se pide una propuesta "más concreta".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies