CiU y PSC se culpan mutuamente de bloquear la cumbre anticrisis

Fachada del Parlament de Catalunya
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2013 15:56:18 CET

BARCELONA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

CiU y PSC se culpan mutuamente de haber bloqueado la celebración de la cumbre contra la crisis, prevista para el sábado, y que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, desconvocó el jueves al no ver voluntad de diálogo entre los partidos.

"Nos sorprende que el PSC, que era quien proponía la cumbre, la llevase al terreno de los imposibles" al plantear propuestas económicamente inviables, ha sostenido este viernes el portavoz de CiU en el Parlamento catalán, Jordi Turull, en declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento.

También ha señalado que el Gobierno de la Generalitat analizó las propuestas que le hizo el PSC y calculó que "sumaban 6.000 millones de euros", una cantidad imposible de cumplir teniendo presente la situación financiera de la Generalitat y sus problemas de tesorería, según ha dicho él mismo en declaraciones a Catalunya Radio recogidas por Europa Press.

Ante estas palabras, el portavoz del PSC en el Parlament, Maurici Lucena, ha señalado en una entrevista de Cataluña Radio recogida por Europa Press que Turull "miente cuando dice esto de los 6.000 millones. Miente, o sea, hace un uso muy flexible de la realidad".

"Los ciudadanos no quieren fotos, sino resultados", ha dicho desde el Parlament el portavoz del PSC, Jaume Collboni, que ha añadido que su partido no planteaba objetivos inalcanzables, sino acuerdos sobre ámbitos como empleo juvenil, pobreza infantil y apoyo a las entidades sociales.

El resto de partidos han coincidido en lamentar que esta cumbre no haya sido posible: "Es un fracaso. Es poco serio y una falta de respeto cuando cada día hay 500 personas que caen en el precipicio de la exclusión social", ha dicho el diputado de la CUP David Fernández.

Para Dolors Camats (ICV-EUiA), el Govern ha tenido una actitud "irresponsable" al culpar a la oposición de la desconvocatoria de la cumbre; además, ha cuestionado que aún no se haya presentado el proyecto de presupuestos para 2013 y que se anuncien medidas económicas en función pública y educación sin que estén las cuentas aprobadas.

Según ella, la gente está "harta de que el Govern dé la culpa de todo al tripartito y a Madrid", y ha instado a CiU a un viraje en sus políticas, mientras que Enric Millo (PP) ha lamentado que la Generalitat priorice acuerdos sobre la autodeterminación con el resto de grupos y no sobre la crisis.

"Esto es un fracaso estrepitoso del Govern", según Millo, que ha asegurado que, con esta suspensión, el Ejecutivo catalán evidencia su incompetencia e incapacidad de cerrar acuerdos para impulsar la reactivación económica.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies