CiU tiene registrada una iniciativa que permitiría a Chacón delegar su voto en el Congreso durante su baja de maternidad

Actualizado 19/05/2008 20:41:14 CET

La frustrada reforma del Reglamento que pactaron PSOE y PP incluía la opción de sustituir a los diputados de baja médica

MADRID, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El grupo parlamentario de CiU tiene registrada en el Congreso de los Diputados desde la semana pasada una proposición no de ley que permitiría a la ministra de Defensa, Carme Chacón, delegar su voto en otro compañero mientras disfruta de su baja por maternidad.

Chacón ingresó hoy en el hospital de Esplugues de Llobregat (Barcelona) para dar a luz a su primer hijo, motivo por el que se ha tenido que aplazar la comparecencia que tenía prevista mañana ante la Comisión de Defensa de la Cámara.

La propuesta de CiU consiste en cambiar las normas internas del Congreso para que los diputados que no puedan acudir a los debates y las votaciones en el Pleno, por estar de baja por enfermedad, maternidad o paternidad, puedan delegar su voto en otro parlamentario. Este sistema se aplica ya en el Parlamento catalán, pero sólo en el caso de los permisos de maternidad.

AVAL DE LA MESA DEL CONGRESO.

Esta delegación de voto se formalizaría mediante un escrito a la Mesa de la Cámara en el que se especificaría quién delega el voto, en qué diputado, para qué votaciones y durante qué periodo de tiempo. Según la propuesta de CiU, el órgano de gobierno del Congreso sería el encargado de establecer el procedimiento para ejercer el voto delegado.

Durante los trabajos de la frustrada reforma del Reglamento del Congreso en la pasada legislatura, PSOE y PP también acordaron la posibilidad de que un grupo parlamentario pudiera sustituir a un diputado por baja por enfermedad o lesión superior a los 30 días o por baja por maternidad o paternidad.

La solicitud de cambio, que debía contar con aval médico y la firma del portavoz, dejaba el escaño en manos del siguiente en la lista electoral, quien tendría todos los derechos y deberes en la Cámara hasta que cesara automáticamente al término de la sustitución.

EXTENDERLO A OTROS CARGOS ELECTOS.

En esta misma línea, el grupo que capitanea Josep Antoni Duran i Lleida registró otra proposición no de ley en el Congreso con la que insta al Gobierno a impulsar, en un plazo máximo de seis meses, el mandato contenido en la disposición final séptima de la Ley de Igualdad para que todos los cargos electos puedan hacer compatibles los permisos de maternidad y paternidad y de baja por enfermedad con el ejercicio de sus funciones públicas representativas.

La portavoz de los nacionalistas catalanes en la Comisión de Igualdad del Congreso, Mercè Pigem, recuerda que el Pleno de la Cámara Baja aprobó en 2004 una iniciativa del PSOE y otra de CiU por la que se emplazó al Gobierno a realizar antes de un año los estudios necesarios para impulsar medidas de conciliación para los cargos electos. Asimismo, recalca que el Gobierno incluyó un compromiso similar en la Ley de Igualdad aprobada en 2007.

En opinión de Pigem, "transcurridos en exceso" los plazos fijados en los acuerdos adoptados en el Congreso en la anterior legislatura, ha llegado el momento de que la Cámara se ponga a trabajar para realizar estas reformas.