Ciudadanos pide al PSOE que cambie también su postura para permitir un Gobierno de Rajoy

Rueda de prensa de José Manuel Villegas, vicesecratrio general de Ciudadanos
EUROPA PRESS
Actualizado 10/08/2016 10:09:10 CET

Villegas reconoce que Ciudadanos está más cerca de apoyar a Rajoy pero avisa de que "aún hay mucha tela que cortar"

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha reconocido este miércoles que espera que el "paso al frente" dado por su partido para negociar un apoyo a la investidura Mariano Rajoy anime también al PSOE a cambiar su postura para "desbloquear" la situación y permitir la formación de un Gobierno.

En declaraciones a la Cadena Ser y RNE, recogidas por Europa Press, Villegas ha explicado que Ciudadanos ha cambiado su postura y se ha abierto a apoyar la investidura del candidato del PP a cambio de una serie de condiciones debido a que el resto de partidos están "cada vez más cerrados en sus trincheras" y el país abocado a unas terceras elecciones.

"O alguien se movía o íbamos abocados a una situación perpetua de bloqueo", ha reconocido apuntando que esto acerca su apoyo a la investidura pero avisando de que "aún queda mucha tela que cortar". Además, ha expresado su confianza en que este "paso al frente" haga que el PSOE "rectifique" y facilite la formación de un Gobierno.

En este contexto, ha reconocido que la suma de los votos del PP y de Ciudadanos "no son suficientes" para sacar adelante la investidura de Rajoy, pero ha dicho que entonces "otros partidos y especialmente el PSOE deberían asumir su responsabilidad". "Los números son los que son pero alguien se tiene que mover, dar un paso al frente para desbloquear", ha insistido.

El portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Juan Carlos Girauta, ha justificado en una entrevista a la COPE, recogida por Europa Press, el cambio de posición en su partido como forma de contribuir a que el PSOE desbloquee la situación.

CONDICIONES INAMOVIBLES

Villegas ha dejado claro que las seis condiciones ofrecidas por Ciudadanos al PP, además de la fijación de una fecha para el debate de investidura, deben asumirse "sí o sí" y no son negociables. Una vez suscritas, su partido y el PP abrirían una mesa de negociación para acordar el voto a favor del partido de Albert Rivera.

Según ha explicado, se trataría de un acuerdo de investidura similar a los que ya firmó Ciudadanos con el PP en la Comunidad de Madrid o con el PSOE en Andalucía, pero no un acuerdo de gobierno para el resto de la legislatura, durante la cual el partido naranja ejercería labores de oposición.

Entre las exigencias de Ciudadanos se encuentra la creación de una comisión de investigación parlamentaria sobre los 'papeles de Bárcenas', en la que ya ha adelantado que su formación pediría la comparecencia del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y después le exigiría responsabilidades políticas si se demostrara que las tiene.

CASAR LO IDEAL CON LO POSIBLE

Villegas ha recordado que, para su formación, "lo ideal" era que Rajoy no fuese presidente del Gobierno porque considera que "no es la persona adecuada" y su gestión tiene "sombras" de corrupción. Pero dados los resultados electorales y "la falta de alternativa", ha tenido que buscar "soluciones" para "recomponer el puzzle" e intentar "casar lo ideal con lo posible".

"Hay que moverse. Estar inmóvil sólo podía perpetuar la situación de bloqueo y parálisis institucional --ha reiterado--. Lo importante es que España empiece a funcionar, que haya Gobierno y que podamos sacar adelante leyes".

Además, no ha vetado a ninguna formación del arco parlamentario para la investidura de Rajoy y ha recordado que Ciudadanos ya pidió la "abstención técnica" de todos los partidos. "Somos conscientes de que es necesario que otros partidos también se muevan", ha dicho sobre una posible abstención de partidos nacionalistas.

Eso sí, ha dejado claro que no aceptarán acuerdos políticos con otras formaciones que sean "contradictorios" con el pacto que puedan alcanzar Ciudadanos y el PP o con el programa electoral del partido naranja.

Por su parte, Girauta ha insistido en que estas condiciones han de tener el compromiso de Rajoy para que ambos grupos se sienten a negociar el apoyo de Ciudadanos en la investidura y no para decir sí directamente.

Asimismo, Girauta ha añadido que en ningún caso entrarían a formar parte del Gobierno 'popular' ya que, a su juicio, "Rajoy no puede convertirse en el adalid de la regeneración" porque lleva "más de 13 años" encabezando el PP y tiene "responsabilidad política" sobre la corrupción del partido durante esta época.

REFORMA LABORAL O AUTÓNOMOS, EN LA SEGUNDA FASE

El secretario general del partido naranja en el Congreso, Miguel Gutiérrez, ha ahondado en esta postura y ha dejado claro que "no hay margen" para negociar las condiciones puestas por su partido y "ninguna de ellas debe ser matizada".

En este punto, ha explicado que, una vez que fueran aceptadas por el PP, se pasaría a una nueva fase de la negociación en la que se pasaría a hablar de asuntos como la reforma laboral, la situación de los autónomos, un pacto por la educación o la reforma de la justicia.