Aguirre se alegra de que Alberto Saiz haya dimitido porque su caso le parecía "escandaloso"

Actualizado 02/07/2009 17:12:38 CET

NAVACERRADA (MADRID), 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se alegró hoy de que aunque no lo haya hecho "inmediatamente", el director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Alberto Saiz, haya presentado su dimisión, porque considera "escandaloso" que usara su cargo de jefe en los servicios secretos para investigaciones privadas.

Tras intervenir en el Campus de la Fundación de Análisis y Estudios Sociales (FAES), la responsable del Ejecutivo autonómico recordó que ya en un 'canutazo' declaró que le parecía "absolutamente escandaloso que se utilizara un cargo como el del jefe de los servicios secretos españoles para pinchar el teléfono y escuchar las conversaciones de un edificio privado".

De esta manera se refirió a las acusaciones que publicó en su día el diario 'El Mundo' en relación a que varios agentes y directivos del Centro Nacional de Inteligencia aseguraron que Saiz utilizaba los servicios de inteligencia para beneficio propio.

A su juicio, estas escuchas se realizaban con la intención manifiesta, "no de actividades antiterroristas, antimafia o antidelincuentes, sino simplemente para conocer la vida privada". "En Inglaterra hubiera determinado la inmediata destitución del jefe de los servicios secretos", apostilló.

Por eso, aseguró que se alegra de que se haya hecho, aunque "no inmediatamente, pero que se haya hecho". Sobre su sustituto, el general Félix Sanz Roldán, ex jefe del Estado Mayor de la Defensa, la presidenta madrileña no se pronunció.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies