Comisión Mixta Junta C-LM-Ayuntamiento trabajará para garantizar los derechos adquiridos de los inversores de Vega Baja

Actualizado 31/07/2006 16:51:41 CET

TOLEDO, 31 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Toledo, José Manuel Molina, tras reunirse para hablar sobre el futuro de la Vega Baja de Toledo con el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y explicar posteriormente a los miembros del Consejo de Administración de Vega Baja el contenido de la reunión, anunció hoy que se creará una Comisión Mixta que integrará la Consejería de Economía y Hacienda y el Ayuntamiento para establecer las garantías de derechos adquiridos a los inversores de Vega Baja.

El alcalde destacó que Barreda le ha expresado esta garantía de derechos, algo que Molina valoró puesto que el Consistorio ha mantenido una posición de seguimiento de legislación jurídica y cumpliendo "en todos los aspectos la ley" y así, resaltó, hay que garantizar sus derechos a promotores y cooperativistas y las inversiones de una Empresa Pública como Vega Baja.

Molina, que será el representante del Ayuntamiento en esta Comisión --junto a la consejera de Economía y Hacienda, María Luisa Araujo por parte del Gobierno regional-- indicó que por ello, "estaré a la espera" de la creación de la Comisión para ver "cómo se traslada".

El alcalde, que dijo que tras reunirse con el Consejo de Administración hoy, se reunirá mañana con los promotores, explicó además la idea que le ha manifestado el presidente regional de realizar una excavación sistemática y global en la zona financiada por fondos públicos, insistiendo en que el Ayuntamiento seguirá con su idea de defender el Patrimonio por lo que la Junta tendrá el "máximo apoyo" del Consistorio.

"Nadie aquí vamos a ser responsables de ninguna erosión al Patrimonio, bajo ningún concepto, ni lo hemos hecho antes, ni lo hemos hecho ahora", por lo que insistió en lanzar un mensaje de tranquilidad porque "los máximos interesados en defender nuestro Patrimonio somos los toledanos".

LA EMPRESA VEGA BAJA SEGUIRÁ CON SU TRABAJO

En este sentido, el alcalde adelantó además que la Empresa Municipal de Vega Baja "va a seguir hacia adelante" y continuará con su trabajo, aunque algunos esperaran "que hoy nos disolviéramos", porque, dijo, "tenemos mucho que hacer", dijo, sobre todo de cara a la garantía de todos los inversores en el proyecto, cooperativas o inversores.

Asimismo, indicó que se estudiarán las inversiones que, se construya o no Vega Baja, hay que hacer, como las comunicaciones entre barrios de la ciudad, los puentes, su coste financiero y "quien lo va a pagar" puesto que, recordó, incluidos los trabajos arqueológicos la Empresa Municipal Vega Baja lleva gastados "en interés de la ciudad", 38 millones de euros.

NO COMPARAR CON SESEÑA O MARBELLA

Molina insistió en que todas las actuaciones realizadas desde la Empresa Municipal Vega Baja y el Ayuntamiento "han cumplido estrictamente la legalidad" y se trata de una actuación pública que pretendía dotar a la ciudad de nuevas infraestructuras y ofrecer a miles de ciudadanos la oportunidad de tener una vivienda pública en el centro de la ciudad, con lo que es una operación "claramente antiespeculativa".

Resaltó el alcalde que el precio del concurso de las parcelas estaba tasado "para evitar que el precio de adquisición sufriera algún tipo de modificación" y por eso no considero digno que se puedan establecer comparaciones de una promoción pública "respetuosa con el Patrimonio" con especulación urbanística y comparándola con actuaciones como las de Seseña o Marbella.

Además, recalcó que en todos los estudios se han seguido las instrucciones de Patrimonio y no se puede hablar "bajo ningún concepto" de que se intentara destruirlo porque se trata de una empresa pública que "ha invertido ya tres millones de euros en excavaciones arqueológicas".