Compromís denuncia que al Estatuto valenciano lo adelanta en el Congreso "hasta el apuntador"

Joan Baldoví en el Congreso
EUROPA PRESS
Publicado 06/02/2018 20:15:24CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, se ha quejado este martes de que la Mesa de la Cámara haya decidido activar la reforma del Estatuto de Murcia, poniendo fin al plazo de presentación de enmiendas a ese texto, mientras sigue congelada la del valenciano, que fue solicitada hace seis años y que lleva más tiempo esperando en la Cámara.

Baldoví ha denunciado, en concreto, que tanto PP como Ciudadanos hayan solicitado hasta 45 veces la ampliación del plazo de presentación de enmiendas a la reforma valenciana mientras que han permitido que pasen las de otras comunidades autónomas, como Murcia o Canarias.

El Estatuto canario está en fase de Ponencia, donde están estudiando las enmiendas presentadas por los grupos, y el murciano seguirá el mismo camino, aunque en su caso se trata de una reforma puntual limitada a acabar con los aforamientos.

EL VALENCIANO, "EN EL LIMBO"

El diputado valenciano lamenta que su reforma sea la única que sigue "en el limbo", pese a que el Parlamento autonómico la aprobó en diciembre de 2011 frente a la murciana, que lo hizo en mayo de 2017, y la canaria, en abril de 2015.

"El Estatuto valenciano es el primero que llegó al Congreso y el único que queda por debatirse. Nos ha pasado por delante hasta el apuntador", ha comentado el dirigente de Compromís, para denunciar, a renglón seguido, que se estén usando las reformas de los estatutos de autonomía como "monedas de cambio" para favorecer a unos territorios y gobiernos autonómicos frente a otros.

EL "FILIBUSTERISMO" DEL PP Y CS

"Al PP y a Ciudadanos no les importan nada los derechos de los valencianos ni que nuestro Gobierno haya realizado los trámites seis años antes que otros territorios. Su 'modus operandi' es clarísimo: bloquear las mejoras de los territorios no gobernados por ellos", ha denunciado.

Baldoví considera que este bloqueo es "intencionado" porque, a s juicio, "no es razonable" que la reforma de una única disposición adicional de un estatuto de autonomía, como el valenciano, se demore casi siete años. "Los derechos sociales de los valencianos seguirán aparcados en el Congreso por el filibusterismo parlamentario del PP y Ciudadanos", ha concluido.