El concejal del PSOE en Coria acusado de intentar comprar un voto denuncia los hechos ante la Guardia Civil

Actualizado 22/05/2007 18:53:58 CET

CORIA (CÁCERES), 22 May. (EUROPA PRESS) -

El concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Coria José Antonio Mahillo Miranda, interpuso hoy una denuncia en la Comandancia de la Guardia Civil en la pide que se tomen las "medidas pertinentes para restablecer el derecho al honor y a la propia imagen", tras unas declaraciones del edil independiente Juan Pablo Simón Martín.

Unas declaraciones que hoy emitió la Cadena Cope y en la que el concejal independiente Juan Pablo Simón, aseguraba que Mahillo había intentado comprar su abstención en el pleno de investidura del alcalde de la localidad tras las elecciones de 2003, para evitar que el PP formara gobierno. A cambio, según el edil, le ofreció 300.000 euros y una serie de obras de la Junta,.

Ante estas declaraciones, José Antonio Mahillo ha interpuesto esta denuncia, facilitada a Europa Press, en la que transcribe literalmente toda la información aparecida en esta cadena radiofónica y pide al Juzgado de Instrucción que "se adopten las medidas pertinentes para reestablecer el derecho al honor y a la propia imagen".

En la denuncia, el concejal socialista señala que estas acusaciones "responden a una estrategia y maniobra política orientada a desprestigiarle en su condición de candidato a las elecciones municipales en la localidad de Coria por el PSOE", y lamenta que el único interés de estas "informaciones manipuladas" es "arañar un puñado de votos, sin importar el perjuicio y el daño que se pueda ocasionar a las personas".

Explica que su denuncia se basa en la vulneración de lo establecido en los artículos 18.1 y 20.4 de la Constitución Española, que reconocen el derecho al honor y establece que las libertades tienen su límite en el respecto a los derechos al honor, a la intimidad, al propia imagen y a la protección de la juventud y de la infancia.

Además, el edil socialista señala que "quedan al margen de la libertad de expresión los contenidos injuriosos o vejatorios, desvinculados de las ideas que se pretende transmitir a la opinión pública, por tanto innecesarios", y añade que "no cabe duda de que la emisión de apelativos, formalmente injuriosos en cualquier contexto, innecesarios para la labor informativa, supone un daño injustificado a la dignidad de las personas o al prestigio de las instituciones".

Por todo ello explica que se ha presentado esta denuncia para que, "por parte del Juzgado, si lo estima procedente, se adopten las medidas pertinentes para reestablecer el derecho al honor y a la propia imagen".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies