Los Concejos asturianos piden un nuevo parámetro financiero para compensar a los municipios turísticos

Actualizado 03/06/2006 19:25:10 CET

El presidente de la FACC afirma que no sólo los concejos "con playa" tienen problemas presupuestarios en verano

OVIEDO, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Asturiana de Concejos (FACC) y Alcalde de Lena, el socialista Hugo Morán, abogó por la inclusión en los planteamientos legislativos central y autonómico de un "nuevo parámetro financiero" para compensar a los municipios que tienen que afrontar "gastos extras" como consecuencia del mantenimiento de sus equipamientos para satisfacer la demanda de los turistas. Morán pretende así incorporar el concepto de "afluencia extraordinaria de visitantes", para que los diferentes concejos puedan ingresar recursos y hacer frente a las necesidades derivadas del turismo.

El presidente de FACC, en una entrevista concedida a Europa Press, calificó de "inútil" la discusión sobre la definición sobre "municipios turísticos", que algunos ayuntamientos defienden a la hora de percibir ese dinero. El problema reside, según Morán, en la "dificultad" que entraña un acuerdo sobre esa definición. A su juicio, los intentos que se han realizado hasta ahora sólo han servido para enfrentar a municipios entre sí. "Nadie ha sido capaz de encontrar una definición de municipio turístico que tenga una traducción correcta a efectos legales", señaló.

El alcalde de Lena señaló que la "desafortunadísima descripción" que se hizo en la anterior legislatura, en la que gobernaba el PP, sobre "municipios turísticos" había dejado fuera prácticamente a todos los concejos asturianos de una manera "injusta". Morán recordó que se atendía a criterios poblacionales y señaló que se basaba en una concepción "equivocada" que equiparaba municipio "turístico" con municipio de "costa", así como temporada "turística" a temporada "de verano". "Que alguien le vaya a decir a un alcalde del Pirineo Catalán que no es un municipio turístico en plena temporada de esquí", dijo, para referirse también como ejemplo a municipios asturianos como Somiedo o Cangas de Onís, que reciben muchos visitantes a lo largo de todo año.

De esta forma, Morán defendió que tanto la legislación estatal como la autonómica establezca un parámetro financiero para los ayuntamientos que tenga en cuenta esa "afluencia extraordinaria". Comparó su propuesta con la que se está planteando ahora en relación a los municipios que reciben un exceso de población como consecuencia de la inmigración.

El presidente de la FACC reconoció la preocupación de los ayuntamientos afectados por este problema, pero señaló como solución la búsqueda de soluciones "generales" y nunca el desarrollo de medidas locales. "Los experimentos de corto alcance suelen dar malos resultados" dijo Morán.

NO A LA ECOTASA LOCAL

En relación a la intención por parte de algún ayuntamiento como Villaviciosa, de cobrar a los visitantes que no sean del concejo por aparcar su coche en la playa de Rodiles, Morán advirtió de los peligros de las "ecotasas locales". El presidente de la FACC recordó que Asturias tiene un millón de habitantes y tan sólo 10.000 metros cuadrados de extensión, por lo que los visitantes suelen "moverse" por el Principado con una estancia en territorios concretos que no suele superar los 2 o 3 días.

Morán señaló que si cada municipio utiliza un gravamen para los turistas, el resultado final será la "huida del visitante". Así, se mostró convencido de que para aplicar un impuesto de esas características tendría que hacerse desde una óptica regional. "Si alguien quisiera poner en marcha algo parecido a la ecotasa, debería ser con carácter autonómico, nunca municipal", sentenció.

NO SÓLO COSTA

Sobre la "reivindicación histórica" de los concejos costeros que piden mayor financiación para poder sufragar sus gastos de mantenimiento de playas e instalaciones, Morán se mostró comprensivo, ya que "los usuarios son cada día más exigentes". No obstante, el presidente de la FACC recordó que en esa línea se ha venido trabajando con el convenio de participación de COGERSA para la limpieza de las playas. "Ha sido una buena idea", dijo, pero matizó que ante las nuevas exigencias, esa colaboración "necesita ser revisada" porque hoy se demanda más calidad y aún no ha habido una respuesta que actualice los planes existentes.

De todas formas, Morán recordó que es "mucho más fácil" afrontar la limpieza de una playa que la de una senda montañosa. En ese sentido, señaló que los municipios de montaña, sobre todo los que albergan parques naturales, ni siquiera tienen un convenio de colaboración como el que tienen los costeros. Añadió que el mantenimiento en los municipios de montaña viene corriendo a cargo de movimientos de cooperación social y voluntarios que realizan periódicamente campañas de limpieza.

Así, el presidente de la FACC reivindicó las necesidades de los municipios turísticos que no tienen costa. "No estamos hablando de una necesidad sólo de los concejos que tienen playa, sino de todos los municipios que tienen una afluencia de visitantes superior a la población permanente, independientemente de su situación geográfica", dijo para añadir que "no se puede parcializar el problema".

Morán dijo que la FACC "no está" para defender un interés concreto de los municipios costeros, y defendió el derecho de los mismos a asociarse en otros ámbitos para reclamar lo que estimen necesario.

NUEVA LEGISLACIÓN

El presidente de la FACC criticó el actual sistema de financiación de los municipios. A nivel estatal recordó que el PIE (participación en los ingresos del Estado) está "anquilosado" y no responde a las necesidades reales de los ayuntamientos. Puso como ejemplo que un habitante de un municipio de más de 500.000 habitantes recibe porcentualmente del estado, de la redistribución de recursos, 50 veces más que un habitante de un municipio de 50.000 habitantes. "Este agravio se acentúa cuando más pequeño es el municipio", añadió.

Así, defendió la necesidad de establecer en la nueva Ley de Gobierno y Administración Local, actualmente en discusión, "mecanismos reequilibradores" que tengan en cuenta parámetros como la dispersión de la población, el envejecimiento o la inmigración. Señaló que el modelo vigente está copiado del "periodo preconstitucional".

En cuanto al ámbito regional, recordó que se está abordando el inicio de la Ley de Administraciones Locales. Morán también se mostró crítico con la legislación vigente autonómica y defendió la "necesidad" de buscar un sistema de participación de los ingresos de la comunidad autónoma (PICA) que "sustituya al actual modelo de convocatoria de subvenciones".

Además, defendió que el nuevo sistema tiene que servir de "reequilibrador" porque "no todos los ayuntamientos tienen la misma situación". Señaló que las necesidades de cada consistorio, por ejemplo en materia de abastecimiento de agua, son distintas en relación a sus peculiaridades.