Conde-Pumpido dice que ETA está en el momento "más bajo" de su historia gracias a las leyes pactadas por PP y PSOE

Actualizado 02/02/2006 18:18:31 CET

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, aseguró hoy que la banda terrorista vive el "momento más bajo de su historia" gracias a la "labor política de entendimiento" entre el PSOE y el PP, firmantes del Pacto Antiterrorista, y al trabajo de jueces, fiscales y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Conde-Pumpido, que participó hoy en los Desayunos Informativos de Europa Press, afirmó que ni es "optimista ni pesimista" respecto a si estamos cerca del final de ETA. No obstante, consideró que la realidad muestra que estamos ante "el más largo periodo sin atentados de ETA".

"Me da la sensación de que ETA está en el momento más bajo de su historia, fruto de una labor de jueces, fiscales, Fuerzas de Seguridad y también fruto de la labor política de entendimiento entre el PSOE y PP, que llevó a dictar una serie de leyes que han contribuido a llevar a ETA a la situación más baja de su historia", indicó.

El fiscal general señaló que desde que cumplió la mayoría de edad no ha visto a la banda terrorista tan inactiva como ahora. "Estamos en un momento más tranquilo que cuando me fui a ejercer como magistrado a San Sebastián, en 1981, cuando había 100 atentados mortales cada año. La verdad, me parece que no estamos así", dijo.

Por otro lado, el máximo representante del Ministerio Público fue preguntado por el hecho de que el líder de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi preguntara, cuando declaró en la Audiencia Nacional en mayo del año pasado, si el fiscal general sabía que el fiscal había solicitado prisión incondicional para él. Hoy, Conde-Pumpido afirmó que sí lo sabía y que lo había autorizado.

En cuanto a la persecución de etarras que han cumplido condena sin haber satisfecho la indemnización fijada en sentencia, a pesar de que en libertad dispongan de trabajo y bienes, señaló que la Fiscalía "ya ha hecho lo que tenía que hacer". "Ha instado de la Audiencia Nacional la investigación de solvencia y se ha procedido, por un lado, al embargo de los bienes correspondientes y, por otro, a tratar de hacer efectiva la indemnización", señaló.

No obstante, Conde-Pumpido consideró que la persona que ya ha cumplido la condena impuesta "en principio ha cumplido con la sociedad y no puede continuarse de manera indefinida exigiendo un tipo de responsabilidad que finalmente ya se ha agotado".