Condenada a 22 años de cárcel una etarra por almacenar armas y explosivos

Ibon Fernández Iradi, "Susper", Y Ainhoa García Montero
POOL
Actualizado 20/11/2014 17:12:31 CET

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Sección Cuarta de la Audiencia Nacional ha condenado a 22 años de cárcel a la miembro de ETA Ainhoa García Montero por un delito de tenencia y depósito de explosivos y dos delitos de depósito de armas relacionados con el arsenal que el "comando Buruntza" guardaba en un piso de Cizúrquil y una lonja de Zaldibia (Guipúzcoa)

Según el relato de hechos probados en la sentencia, de la que ha sido ponente la magistrada Teresa Palacios, la miembro de ETA García Montero, "Laia", estaba integrada en el denominado "comando Buruntza" de la organización, que tenía a su disposición un piso en Cizúrquil (Guipúzcoa) en el que residía junto con el residía con los otros miembros del grupo Luis Ibón Echezarreta y Luis María Carrasco.

Este lugar le sirvió a la condenada de refugio y almacén de material explosivo a principios de 2001 y en él se hallaron en agosto de ese mismo año numerosas armas, barras de explosivo Titadine y material para fabricar artefactos explosivos.

Además, se la condena por el material encontrado en un segundo inmueble a disposición del "comando", una lonja de Zaldibia en la que fueron halladas placas de matrícula y herramientas para fabricar bombas.

La Audiencia Nacional ha valorado varias pruebas para condenar a García Montero en esta causa, entre ellas los informes periciales caligráficos y lofoscópicos realizados en la documentación hallada en el piso de Cizúrquil.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies