Condenado a 11 años y medio de cárcel el joven que mató a su ex novia junto a la depuradora de Salamanca

 

Condenado a 11 años y medio de cárcel el joven que mató a su ex novia junto a la depuradora de Salamanca

Actualizado 24/11/2010 11:05:26 CET

SALAMANCA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado a 11 años y seis meses de prisión al joven de 21 años V.M.G.P., que mató a su ex novia a navajazos en el interior de un coche el 7 de agosto de 2008 junto a la depuradora de Salamanca, ubicada en el término municipal de Villamayor de la Armuña.

La Justicia tuvo en cuenta los atenuantes de arrebato y de confesión después de que un jurado popular dictase que el crimen fue asesinato con alevosía tras tres días de juicio en la Audiencia Provincial, del 10 al 12 de noviembre.

Entonces, la Fiscalía pidió 13 años de cárcel más seis meses por tenencia ilícita de armas. La acusación particular redujo en un grado la petición de pena, solicitando 15 años por asesinato y otro añadido por la posesión de la navaja "ilegal", con la que acuchilló a la víctima, que tenía 18 años.

Por su parte, la defensa abogó por una sentencia "mínima" de tres años y nueve meses de privación de libertad y tres meses por tener en su poder el arma de doble filo y de nueve centímetros.

El crimen se cometió junto a la depuradora en el término municipal de Villamayor de la Armuña. Allí, cuando el autor tenía 19 años y sin antecedentes penales, acabó con la vida de la chica, M.S.C., de 18 años, debido a siete puñaladas, la mayoría de ellas en el cuello. El motivo, "celos", según el propio V.M.G.P. y el jurado.

Durante el juicio en la Audiencia Provincial de Salamanca, el joven aseguró que la pareja, que había roto en dos ocasiones en el último mes, acudió a este paraje alejado de viviendas, próximo a la ciudad de Salamanca, porque allí habían mantenido en alguna ocasión "relaciones".

Previamente, apuntó que se habían estado "besando" en el coche y que decidieron ir al descampado para tener mayor intimidad. Allí estuvieron desde las 01.00 horas hasta las 05.00, cuando el joven vio que en el móvil de su acompañante había varios mensajes de otros chicos, lo que provocó una discusión.

"No me gustaba que anduviera con otros chicos pero al igual que ella, que no le gustaba que yo anduviera con otras chicas", señaló delante del jurado popular de la sala de la Audiencia Provincial salmantina.

Según el acusado, trató de leer lo que ponía en el teléfono, a lo que ella se resistió, cayeron fuera del vehículo durante el forcejeo y, entonces, él "recordó" que tenía una navaja en el interior del coche.

A continuación extendió el brazo, cogió el arma y asestó hasta siete puñaladas en el cuerpo de la víctima, una en la zona lumbar y el resto en el cuello. Durante el juicio, el agresor afirmó que apenas recuerda ese momento y que no se dio cuenta de lo que había hecho hasta que vio a la chica sangrar.

En agosto de 2008, cuando ocurrieron los hechos, llevaban dos años de relación aunque en el último mes ella había decidido "romper". No obstante, V.M.G.P. señaló que mantuvieron el contacto, incluso él le pidió que le acompañase el fin de semana previo al suceso a la playa en Santander, a lo que ella no accedió.

El suceso tuvo lugar pasadas las 05.00 horas, cuando la Policía Nacional, alertada por el propio agresor, se desplazó hasta el lugar de los hechos. Allí localizó al joven y a la víctima, ya fallecida por apuñalamiento en el interior del vehículo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies