Condenado a 51 años de cárcel el etarra Vila Mitxelena por el atentado de Corazón de María

A JUICIO EL ETARRA VILA MICHELENA, DETENIDO EN 2010 EN BELFAST
POOL
Actualizado 03/11/2016 17:23:45 CET

El terrorista se integró en el comando que ETA montó durante la tregua de 1999 y robó el coche utilizado en la acción criminal

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Nacional ha condenado a 51 años de cárcel al etarra Fernando Vila Mitxelena por su participación en un atentado cometido el 6 de noviembre de 2001 en la calle Corazón de María de Madrid, en el que resultaron heridas 95 personas.

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal considera probado que el terrorista, que se mostró en el juicio "orgulloso" de su militancia en ETA y abogó por la "negociación" con el Estado, se integró junto a Juan Antonio Olarra Guridi en el comando que perpetró la acción terrorista, robó el vehículo utilizado en este atentado y realizó vigilancias a cuatro posibles objetivos.

El tribunal le condena a diez años de prisión por integración en organización terrorista, otros diez por depósito de armas de guerra, municiones y explosivos, 28 más por cuatro delitos de conspiración para el asesinato terrorista y tres más por el robo de un vehículo a motor.

ROBO DEL COCHE

Los magistrados Alfonso Guevara (presidente), Clara Bayarri y Fermín Echarri (ponente) consideran probado que durante la tregua que finalizó en 1999 ETA formó un comando denominado 'Buru Hauste' para que actuara en Madrid y en el que se integraron en un primer momento Olarra Guridi, Ainhoa Múgica Goñi, Ana Belén Egües y Aitor García Aliaga.

Al grupo, que contaba con un "piso de seguridad" en Salamanca, se incorporó en abril de 2001 Vila Mitxelena, que permaneció en la capital hasta octubre de ese año. Durante estos meses realizó vigilancias sobre un magistrado del Tribunal Supremo, el consejero del Tribunal de Cuentas Juan Velarde y los concejales de Madrid Adriano García Loigorri y María Antonia Suárez (PP).

El atentado de Corazón de María, que tenía por objetivo asesinar al secretario de Política Científica, Juan Junquera, fue cometido por Egües y García Aliaga, que contaron con la cobertura de seguridad de los también etarras Manex Zubiaga y Lexuri Gallastegui. Los etarras hicieron estallar un vehículo cargado con 35 kilogramos de explosivo que, además de los 95 heridos, produjeron daños materiales valorados en más de 1,6 millones de euros.

HUELLAS DEL ACUSADO

Las principales pruebas valoradas por el tribunal han sido las huellas y el perfil genético del acusado que se hallaron en tres viviendas de Madrid y el piso franco de Salamanca y las periciales de inteligencia elaboradas por el Cuerpo Nacional de Policía que sitúan a Vila Mitxelena como integrante de este comando.

Durante el juicio, que quedó visto para sentencia el pasado 2 de diciembre, Vila Mitxelena se dirigió en euskera al tribunal y, utilizando un tono amenazante, negó la legitimidad de la Audiencia Nacional para juzgar a los miembros de la banda terrorista.

La Audiencia Nacional ya condenó a 1.042 años de cárcel a Egües y García Aliaga, quienes fueron detenidos el 6 de noviembre de 2001 gracias a la ayuda prestada por un "ciudadano ejemplar anónimo", según señaló el tribunal en una sentencia dictada en octubre de 2005.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies