Condenado a un año de cárcel un acusado de un delito de violencia familiar habitual

 

Condenado a un año de cárcel un acusado de un delito de violencia familiar habitual

Actualizado 01/02/2006 19:27:53 CET

LOGROÑO, 1 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número 1 ha condenado a R.A.S., con antecedentes penales, ya que fue condenado por violencia familiar en un Juzgado de Vitoria, a un año de cárcel por un delito de violencia familiar habitual.

Los hechos por los que se juzgó al hombre ocurrieron sobre las 2:00 horas del 3 de agosto de 2003, mientras el acusado y su mujer se encontraban en Nájera. Ese día, iniciaron una discusión en la que R.A.S. "propinó golpes diversos a su esposa", causándole erosiones en ambos hombros, contusión en el labio superior y en el maxilar inferior y un edema en los labios superior e inferior.

La mujer precisó para su curación un collarín cervical durante quince días y padeció un cuadro ansioso depresivo severo que formó parte de un trastorno por estrés postraumático originado por "sucesivos episodios de malos tratos psíquicos y físicos".

Después, el 12 de octubre del mismo año, cuando ambos se encontraban en Oyón, volvieron a pelearse. A causa de este hecho, se siguieron diligencias penales y se levantó sentencia contra el marido por un delito de violencia familiar. Se le impuso la pena de cuarenta días de trabajo en beneficio de la comunidad y se le prohibió acercarse a la mujer en un año.

A pesar de esto, el 8 de julio de 2004, él llamó por teléfono a la mujer y quedaron en una "taberna" de la calle Club Deportivo de Logroño, donde "apenas mantuvieron conversación", según explica el fiscal. Horas después, volvió a llamarle y quedaron en el desvío de la carretera que conduce al centro penitenciario de La Rioja, donde se volvió a producir una discusión entre ambos.

Allí, se produjo una intervención policial motivada por una llamada del acusado al 112 y posteriormente otra de la mujer, siendo finalmente localizados por los agentes que pudieron comprobar que ambos estaban en un estado de "gran nerviosismo". El juez indica que lo que ocurrió entre ellos es "difícil de dilucidar" en la medida en que las versiones son contradictorias.

Finalmente, el juez impuso al acusado una pena de un año de prisión al acusado al considerarlo autor de un delito de violencia familiar habitual. Además, le condenó al pago de 3.500 euros como indemnización a su víctima.

Para el fiscal, los hechos descritos constituían un delito de violencia habitual, otro de lesiones y un tercero de violencia familiar con un delito de quebrantamiento, de los que consideraba al acusado como responsable en concepto de autor. En el delito de lesiones, además, pidió la aplicación de la agravante de parentesco y en el de violencia familiar, la de reincidencia.

Por ello, pedía para el acusado, por el primer delito dos años de prisión y prohibición de acercarse a la víctima a una distancia no inferior a quinientos metros durante dos años, así como a mantener cualquier tipo de comunicación por ella.

Por el segundo, reclamaba otros dos años y, por el tercero, nueve meses de prisión y otros dos años de prohibición de acercamiento y comunicación. Por último, solicitaba que indemnice a la víctima con 3.450 euros más los gastos médicos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies